- - -

La CGT analiza un paro contra la flexibilización laboral y los despidos

La central obrera evalúa cambiar la postura “dialoguista” que mantuvo hasta el momento y prepara medidas de fuerza contra los cambios en convenios laborales.
65

La Confederación General del Trabajo (CGT) comenzó a mover sus engranajes y amagó con suspender el diálogo con el Gobierno y resolver la semana próxima medidas de fuerza por la persistencia de los despidos, los avances por decreto sobre la legislación laboral, la pérdida de poder adquisitivo y los intentos de flexibilización de los convenios colectivos.

El endurecimiento de la CGT tiene varios protagonistas: a la cabeza, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) por la crisis sin horizonte que atraviesa la industria local de computadoras frente a la apertura de las importaciones y por la falta de acuerdo en el bono de fin de año con la mayoría de sus cámaras empresariales. Pero también se pronunciaron a favor de ir al conflicto con el Gobierno los sindicatos del transporte y la Asociación Bancaria, por mantenerse vigente el peso de Ganancias sobre sus ingresos; los aeronáuticos y los postales, que temen despidos masivos en Aerolíneas Argentinas y el Correo Argentino, respectivamente, y otros gremios en riesgo, como los textiles y el del calzado.

El Gobierno avanza con un paquete de reforma laboral, para imponerla por decreto, que incluye un blanqueo laboral, el relanzamiento de las pasantías y facilidades para la contratación de personal nuevo y de beneficiarios de planes sociales.

Anteriormente el Ejecutivo dispuso reformas (por decreto) en el régimen de riesgos de trabajo y modificó el esquema de feriados nacionales.

De acuerdo a lo explicado por el matutino porteño, la respuesta inicial de los dirigentes fue de rechazo del decretazo en todos los frentes. El triunvirato de líderes integrado por Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, junto a dirigentes de todas las líneas internas coincidieron en avisar que no prestarán su aval para el decreto de ART y el de los feriados, y que en lugar de dar pasos hacia los esquemas reformistas que impulsa el Ministerio de Trabajo la CGT irá a un plan de lucha. La fecha para definirlo será el jueves próximo en la reunión del Consejo Directivo, lo que será el reinicio formal de actividades de la central obrera.

Te puede interesar

-