- - -

El cura Agustín Rosa cree que lo denuncian por "resentimiento"

El sacerdote está imputado y detenido por el supuesto abuso sexual de dos exnovicios y una exmonja de su congregación. Su abogado considera que el caso no llegará a juicio.
cura-720x480

Para el cura Agustín Rosa Torino, las tres denuncias por abuso sexual que realizaron dos jóvenes y una mujer en su contra fueron motivadas por el "resentimiento". Esa fue la palabra que utilizó el abogado del sacerdote, Raymundo Sosa, cuando detalló  los argumentos que fueron incluidos en el descargo que presentó en nombre del imputado, el lunes anterior, ante la Fiscalía Penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual.


"Hay algunos que no llegan a reunir los requisitos necesarios para concluir en una congregación y de allí pasa que, de cien personas que ingresan, más de la mitad quedan afuera. Algunos se van con mucho resentimiento y pueden reaccionar de distintas maneras. Una de ellas es haciendo falsas denuncias", dijo el letrado.


Los tres denunciantes pertenecían al Instituto Religioso Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, fundado por Rosa Torino en 1986 en Salta y con tiene delegaciones en distintas localidades del país, México, Chile y España.


Los ataques habrían ocurrido dentro de ese ámbito religioso y, según los testimonios, hubo otras supuestas víctimas de los abusos.


El cura, de 64 años, está imputado por abuso sexual simple agravado por la condición de ministro de culto. Fue detenido el 21 de diciembre pasado y recién se lo trasladó al penal de Villa Las Rosas el 27 de ese mes, luego de que permaneciera en una clínica por una aparente descompensación. Ahora se encuentra alojado en el hospital de la cárcel. Padece diabetes, hipertensión y tiene un cuadro de apnea.


Una exmonja de la congregación, María Alicia Pacheco, y un cura del mismo instituto, Nicolás Parma, también fueron acusados por abuso sexual, aunque solo la mujer se encuentra detenida. Sobre Parma ni siquiera pesa una imputación y, de acuerdo a sus últimas publicaciones en redes sociales, lleva una vida con lujos en España.


PERICIAS PSIQUIÁTRICAS


En el documento del descargo que se presentó en Ciudad Judicial, la defensa de Rosa Torino ofrece 20 testigos como prueba a favor del imputado. Son miembros de la congregación y vecinos que colaboran con la institución.


También solicitan estudios psicológicos y psiquiátricos sobre los denunciantes. Ese tipo de pericia también fue requerida por la Fiscalía sobre Rosa, pero aún no se realizó.


Al respecto, el abogado del cura adelantó la semana pasada que en estos días se presentaría el perito de parte para los análisis sobre la salud mental de su cliente.


"No creo que se vaya a juicio en este caso, creo que antes se va a clarificar y no va haber acusación fiscal. Esa es la esperanza que tengo", consideró Raymundo Sosa.


De todas maneras, el defensor estimó que el proceso para determinar la culpabilidad o inocencia del cura llevará "varios meses".


Sobre el estado de ánimo del acusado de supuesto abuso sexual, el abogado dijo que no observa que se esté deprimido.


"El cura se encuentra realmente bien. Porque la misma característica y mentalidad de un sacerdote lo hacen sentir a esto como un sacrificio que está haciendo.

Lo ve desde el punto de vista de que son pruebas que le trajo Dios en su camino y así lo acepta", explicó el letrado.


Desde que llegó a la unidad carcelaria de Villa Las Rosas, el imputado pasa sus días en el hospital que funciona adentro del establecimiento. De acuerdo a lo que dijo Sosa, el religioso no sería trasladado a una celda común porque los cuidados de salud que requiere no lo permiten.

Te puede interesar

-