- - -

Corrían a 140 km/h y provocaron un choque que mató a una maestra, pero quedaron todos libres

Un terrible accidente que le costó la vida a una maestra en Vicente López genera conmoción por la rápida liberación de los tres involucrados en el episodio
choque-vicente-lopez-blur-1920

"Cómo puede ser que estén libres, quiero que los responsables tengan una condena ejemplar. Esto no fue un accidente, dejemos de hablar de accidente…, esto fue un homicidio". A Mariela Cabrera se la escucha angustiada, tiene que hacer un enorme esfuerzo para no romper en llanto.

El viernes 20 de enero vivió la peor mañana de su vida: un conductor alcoholizado que corría a más de 140 km/h por la avenida Maipú, en Vicente López, embistió el vehículo de Silvia Cabrera, su hermana, y la mató en el acto. Pero la pesadilla no se agotó ese día: hoy llora porque los tres jóvenes involucrados en el hecho ya quedaron en libertad.

"Saben lo que estaban haciendo, había dos chicos con grado universitario, manejaban borrachos un auto a toda velocidad, corrieron por una avenida…", reclamó al borde del llanto.

El responsable del hecho, Tomás Núñez Aboy (27), conducía un Volkswagen Suran azul y escapaba a toda velocidad de un accidente previo: minutos antes había tenido un roce con un Toyota Corolla y era perseguido por ese vehículo y por un Honda Civic negro. Cuando lo detuvieron -luego del choque fatal- tenía 2,18 gramos de alcohol en sangre, cuatro veces más de lo permitido por la ley.

Junto a él fueron detenidos los otros dos conductores que corrían a toda velocidad por Maipú: Nicolás Laitano (a bordo del Toyota) y un amigo que lo apoyaba en la persecución a Núñez Aboy. Sin embargo los tres fueron dejados en libertad.

La víctima, una docente que era madre de cuatro hijos, se encontraba detenida en un semáforo, a borde de un Chevrolet Agile, y estaba acompañada por una amiga que resultó gravemente herida. Nunca imaginó que en esa situación de regularidad y tranquilidad iba a perder la vida por la imprudencia de otro conductor.

El temor de la hermana de la víctima es que todo se diluya por la feria judicial: "No podemos esperar 15 días a que estos señores hagan lo que quieran hacer para eludir las responsabilidades. Necesitamos que la Justicia y la gente nos acompañen", reclamó.

Te puede interesar

-