- - -

Córdoba: una musulmana denunció que la echaron de un banco por su vestimenta

Mariana Robiglio dijo que efectivos de seguridad le pidieron que abandonara las entidades bancarias debido a la utilización del yihab. “Acá también hay discriminación religiosa”, apuntó
mujer-musulman-banco-de-cordoba-1920-1024x575

Una mujer cordobesa denunció hace unos días haber sido víctima de un acto de discriminación religiosa mientras intentaba realizar un trámite en dos bancos.

Mariana Robiglio, una joven que profesa desde hace años la religión musulmana, dijo haber sido discriminada en dos sucursales del Banco Nación y del Bánco de Córdoba de la localidad de Villa María. En ambas entidades le solicitaron que se retirara antes de realizar su trámite: ella aseguró que se trató de una decisión tomada a causa de su vestimenta.

"En el Banco Nación, después de dos horas de esperar a que me atendieran, un policía me pidió que me retirara porque incomodaba cómo estaba vestida. En ese momento no me fui y estaba vestida igual. Ayer, en el Banco de Córdoba se acercan un policía y un muchacho de seguridad y me dicen que me tengo que retirar porque no puedo permanecer en el banco con la cabeza cubierta por un protocolo de seguridad", afirmó Robiglio.

Desde el propio Banco de Córdoba se advirtió que la postura adoptada respondió a una orden del Banco Central de impedir la permanencia de los clientes con la cabeza cubierta en entidades bancarias, lo que a la joven de Villa María no conformó.

"Me parece aberrante pretender que a las monjas les pidan descubrirse la cabeza. Se tienen que contemplar las cuestiones religiosas", afirmó.

La prenda que despertó la polémica fue el llamado hiyab, el velo que cubre el cuello, el pelo y el pecho y deja la cara descubierta.

La joven denunció el hecho hace unos días en su cuenta de Twitter. Y, a diferencia de lo que esperaba, los comentarios racistas a su posteo fueron una de las cosas que más la decepcionó.

"Soy argentina, nací en Villa María. Pero todo lo que dijeron sobre mi postura islámica me mostró que acá también hay discriminación religiosa", afirmó la joven.

En tanto, agregó: "La cantidad de barrabasadas que me contestaron fueron peores que lo que me pasó en el banco. No publiqué ese tweet con la idea de generar polémica. Fue por la bronca de que pasara lo mismo por segunda vez. No esperaba esos comentarios".

Robiglio volvió a especificar que lo que más le molestó del hecho vivido en el Banco de Córdoba no fue el hecho de que le llamaran la atención por su atuendo en la cabeza, lo que responde a un protocolo de seguridad, sino que la hayan echado del lugar por ese episodio y no le hayan pedido simplemente que se quitara la prenda.

Te puede interesar

-