- - -

Argentina, atenta al giro del escenario económico mundial

Los expertos advierten por las medidas proteccionistas de Trump en el comercio.
0001702800
Argentina podría mantener un buen vínculo bilateral con Estados Unidos en la era de Donald Trump , aunque la incertidumbre que genera el cambio en Washington afectará el escenario global y, por lo tanto, las perspectivas económicas locales.
Un grupo de economistas consideró que es probable un escenario de aumento de tasas de interés por parte de la Reserva Federal y de mayor proteccionismo en el plano comercial.
El ex presidente del Banco Central Mario Blejer afirmó que la relación no cambiará dramáticamente. "Los días en los que [Trump] podía decir cualquier cosa se terminaron. No hay que tomarlo en forma literal. Y en lo bilateral puede ser positivo porque a la Argentina no le sirve el Mercosur porque es ineficiente", señaló.
El ex viceministro de Economía Pablo Guidotti dijo que "si bien hay mucha incertidumbre respecto de la administración Trump, el gobierno norteamericano tiene equipos muy profundos y una persona no puede cambiar tanto el rumbo de la política", luego del vínculo positivo construido con la administración de Barack Obama el año pasado.
"Creo que tendrá buenas relaciones con la Argentina, porque la agresividad se dirigirá a China y a México en menor medida, y la Argentina no es una amenaza", agregó Guidotti.
"Desde el punto de vista geopolítico, si Trump tiene que mirar a América del Sur privilegiará la relación con la Argentina, para no depender tanto de Brasil. Además necesitará amigos, porque ya se está construyendo varios enemigos en muchos lados. Y la Argentina es un aliado poco costoso", expresó.
Sin embargo aclaró que "los problemas para la Argentina son de segundo orden: si se pone muy agresivo con China y si la tasa de interés sube más rápidamente, porque eso le pegará por el lado del contagio" financiero.
Claudio Loser, ex directivo del FMI y director del Centennial Group, dijo desde Washington que "lo primero que puede afectar a la Argentina de Trump es un alto grado de incertidumbre, por su retórica aislacionista y proteccionista, junto con la suba de las tasas de interés".
En el caso del comercio, indicó, "no afectará tanto a la Argentina porque el vínculo bilateral es bajo, pero sí a socios importantes de la Argentina". Además, "también pueden ser negativas las presiones que pueda ejercer Trump sobre diferentes empresas para que no se instalen en un país determinado", apuntó.
De todos modos, aclaró que "no está en el radar de Trump hacer algo negativo para la Argentina, salvo en la cuestión de la cooperación fiscal, por lo que podría haber algún conflicto en términos de compartir información impositiva".
Relaciones bilaterales
Por su parte, Gustavo Cañonero, director y socio del grupo financiero SBS, explicó que con el nuevo gobierno republicano no hay nada que lo enfrente a la Argentina en términos bilaterales, "pero su retórica puede alterar la tranquilidad de los mercados y, con las necesidades de financiamiento que tiene la Argentina, la toma en un momento más frágil, aunque a la vez el blanqueo en parte protege al país de lo que pasa afuera".
En tanto, la consultora Abeceb, que dirige Dante Sica, señaló que las declaraciones de Trump "generan incertidumbre en los actores económicos de todo el mundo y también en la Argentina, ya que Estados Unidos es un socio relevante para el país, tanto en materia de inversiones como en el intercambio comercial".
Un informe de la consultora informó que el comercio de la Argentina con Estados Unidos terminó 2016 con un déficit de 2101 millones de dólares, recortando de manera significativa el rojo del año anterior, cuando alcanzó los 4258 millones. Sin embargo, la consultora subrayó que ese resultado "está lejos aún de un saldo favorable como el que se logró 11 años antes, cuando en 2005 la balanza resultaba positiva con 495,4 millones de dólares".
Los dirigentes presentes
Hubo pocos dirigentes argentinos en la ceremonia de asunción de Donald Trump. El Gobierno estuvo representado únicamente por el embajador, Martín Lousteau. Además asistieron algunos dirigentes de la oposición, como los diputados nacionales del Frente Renovador Sergio Massa y Graciela Camaño, y el senador bonaerense massista Jorge D'Onofrio. El ex presidente del Banco Central Martín Redrado fue otro de los que estuvo en el Capitolio para escuchar el discurso del magnate. Los cuatro participaron de una reunión con el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani.

Te puede interesar

-