- - -

Desapareció un día, dijo que la secuestraron y le robaron todo

Una joven repartidora de pollos estuvo perdida durante 24 horas. Salió con una camioneta de la empresa y tenía $18.000. Volvió sin nada.
BARRIO-EL-ROCIO-1
Gran preocupación generó la desaparición de Jessica Maira Díaz Apaza, de 19 años, quien vive en villa Los Sauces y de quien no hubo rastros durante casi 24 horas.
Díaz Apaza, empleada de la empresa Super Pollo, en la que trabaja como repartidora en una camioneta Fiat Fiorino blanca, perdió contacto con su familia el martes antes del mediodía.
No respondía su teléfono celular y no regresaba a su hogar, por lo cual sus familiares, desesperados, comenzaron a difundir su fotografía y características en redes sociales.
La madre hizo una denuncia en la comisaría 8, en la cual apuntó contra la expareja de la chica, ya que existen denuncias por violencia de género.
La Policía movilizó todos sus recursos para la búsqueda. Finalmente, Jessica Maira regresó a su casa ayer, a las 11.
"Ella llegó a casa caminando, asustada, alterada, nerviosa, en crisis, por la situación que pasó. Haciendo la entrega de pedidos en el barrio Norte Grande se le arrimaron cinco personas que le pidieron cigarros. Ella les entregó un paquete. Cuando se dio vuelta, ellos le pusieron una capucha negra que tenía un químico, no sabe cuál. La hicieron dar vueltas como trompo y ella se desvaneció. La metieron en una camioneta y la llevaron. Ella me dijo que estuvo en una casa, custodiada por uno de los sujetos que no alcanzó a ver", manifestó Silvia Apaza, la madre.
"En las horas siguientes los cuatro tipos andaban en la camioneta malgastando la recaudación. Desconozco el monto. La tuvieron hasta hace rato, que la sacaron y le devolvieron su celular. Le dijeron que la liberaban y se querían llevar la camioneta pero en el trayecto pincharon las dos ruedas delanteras. Esa camioneta no tiene auxilio", sostuvo la mujer.
"La camioneta quedó en el barrio Solís Pizarro, con las ruedas pinchadas. Los ladrones no pudieron continuar. Ellos pretendían llevarse la camioneta", añadió.

SOSPECHAS

"Cuestionábamos a su expareja porque fuimos a su casa y para sorpresa nuestra, en el mismo horario, el padre lo había corrido, alrededor de las 11 del martes", dijo la señora.
Fuentes policiales informaron que el exnovio salió del penal de Villa Las Rosas hace seis meses y entabló un noviazgo con la chica. Ambos convivieron en el barrio Sarmiento, en la zona oeste de la capital, pero la joven decidió terminar la relación y él la habría perseguido y acosado en varias oportunidades. Existen denuncias al respecto. Además el lunes pasado, él apuñaló en el tórax a un vecino de la chica porque no soportaba que él le hablara. La expareja de la joven también retornó a su hogar ayer, a las 11.

RECAUDACIÓN

El martes a las 23.23, la dueña de Super Pollo, Virginia Sosa, denunció en la comisaría 2 que Díaz Apaza, quien hace un mes que ingresó a la empresa, salió a repartir mercadería en la zona sudeste y no había regresado, a pesar de que su horario de salida era a las 13.30. La joven diariamente manejaba dinero de las ventas y lo rendía. Ese día había recaudado 18 mil pesos.
"Desconozco lo que le pudo suceder a la señora Apaza, por lo cual la denuncia no es en su contra", aclaró Sosa.
"La camioneta apareció en la sucursal del barrio Solís Pizarro. Esta chica la dejó y le dijo a un empleado que iba a la Policía a hacer una denuncia porque la habían secuestrado y robado toda la plata y los pollos. Afortunadamente, ella está bien de salud. Lo demás se arreglará y la Justicia verá qué hacer", dijo Gustavo Castañares, también dueño de la firma.
Un comisario a cargo de la investigación dijo que se entrevista a testigos y que no descartan ninguna hipótesis.

Te puede interesar

-