- - -

El trabajo en blanco cayó en Salta más que la media nacional

En el tercer trimestre de 2016, se perdieron 2.771 puestos laborales, según el Indec. El área metropolitana salteña tiene la mayor cantidad de empleo en negro del país.
El-Estado-en-tu-barrio-es-una-iniciativa-entre-Nación-Prov (1)
Los índices laborales de Salta se ubican entre los peores del país. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicó ayer que la provincia está por encima de la media argentina en caída del empleo registrado. El mismo organismo dio cuenta, en diciembre, que el trabajo en negro local está primero entre el resto de los distritos, y en un informe reciente del Ministerio de Trabajo se advierte que la mitad de los sueldos privados de los salteños no llega a cubrir la canasta básica familiar.
De acuerdo al Indec, en el tercer trimestre de 2016 se perdieron 2.771 puestos de trabajo formales en comparación con igual período de 2015. La merma fue del 2,3%, mientras que la baja en el promedio nacional llegó al 1,5%.
En la provincia quedan 117.674 empleados legales, según el organismo de estadísticas.
El contexto económico de recesión durante el año pasado perjudicó a todas las provincias a excepción de La Pampa, donde la tasa de empleo creció un 2%, y a Tucumán, que tuvo un incremento del 1,8%.
El costo salarial para las empresas y dependencias estatales que cuentan con trabajadores registrados en Salta subió un 32% en el trimestre estudiado por el instituto de medición. El mismo porcentaje de aumento, como es de esperar, tuvieron los sueldos de los empleados.
En los mismos meses se advierte que la construcción fue el sector que más sufrió la crisis en todo el país, con una caída en la actividad del 12,4%. Le sigue la minería, en la que se perdió el 7,8% de los empleos.
0001698841

PRIMERA EN LO PEOR
El área metropolitana de Salta sigue a la cabeza en empleo en negro en el país. De acuerdo a los datos del Indec, en el tercer trimestre de 2016 el trabajo informal alcanzó al 47% de los asalariados locales. Por detrás del aglomerado salteño se encuentra Tucumán (45%), Córdoba (39,7%) y San Juan (39,2%).
La media en el país en julio, agosto y septiembre del año pasado en el mismo indicador fue del 33,8% y la región del noroeste argentino se ubicó con el más alto porcentaje: 40,3%.
En el segundo trimestre de 2016 el trabajo en negro había llegado al 44,8%.
La tasa de desocupación de Salta llegó al 7,5% de la población activa en el tercer trimestre. Si se la compara con los tres meses anteriores, el desempleo bajó 1,3%, aunque ese tipo de variaciones suelen ser estacionales de acuerdo a las estadísticas laborales.
Es el séptimo distrito en el ranking argentino de personas en edad activa sin trabajo. Antes están Mar del Plata (12,1% de desocupados), Buenos Aires (10%), Córdoba (9,8%), Rosario de Santa Fe (9,3%), Capital Federal (7,9%) y Tucumán (7,7%). El promedio entre los 31 aglomerados urbanos medidos es de 8,5%.
Mujeres y varones tienen en Salta idéntico índice de desempleo: 7,5%. Sin embargo, esa igualdad no se ve reflejada en las mediciones de ocupación. El 60% de los hombres en edad laboral cuenta con trabajo y entre las salteñas en la misma condición solo el 43,2% está empleada.
Entre la población local económicamente activa, solo el 17,6% concluyó estudios universitarios o terciarios. En la región, Salta comparte con Tucumán los índices de capacitación superior y por encima se encuentran La Rioja (19,6%), Catamarca (21%), Santiago del Estero (21,4%) y Jujuy (23,2).
BAJO LA POBREZA
Los últimos registros del Observatorio de Empleo y Dinámica Laboral del Ministerio de Trabajo de la Nación indican que en septiembre de 2016 al menos cinco de cada diez empleados formales del sector privado salteño ganaban sueldos por debajo de la línea de pobreza.
El Indec había establecido que la canasta básica familiar en ese mes, para dos adultos y dos hijos, se adquiría con $12.637. Lejos de eso, los 18.496 peones rurales registrados en Salta tenían en el mismo período un salario promedio de $8.531.
Tampoco llegó a cubrir el precio de la canasta el sector dedicado a la educación. Eran 8.895 los trabajadores formales en esa actividad, con una remuneración promedio de 10.812 pesos.
LOS HOTELEROS
El rubro de hotelería y gastronomía, con 5.168 empleados, ganaba para aquel entonces una media de $10.466 y el de la construcción, con 10.535 obreros, $10.274.
El sector con mejor retribución es el de la minería, con salarios promedio de $38.029, pero en esa actividad solo hay 1.318 personas contratadas en la provincia.
De acuerdo al Ministerio de Trabajo, el sueldo medio del trabajador formal privado salteño en septiembre pasado fue de $14.839

Te puede interesar

-