- - -

( Las PASO ) fue una creación del kirchnerismo.

Opinión Por
#Opinión #Salta
19642529_741749562670642_1802104266081366065_n

La introducción de las elecciones internas en los partidos llamadas Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias ( PASO ) fue una creación del kirchnerismo que en el marco de un proceso de reformas electorales apuntaba a imponer garantías de democratización en los partidos políticos a la hora de definir las candidaturas que los representarían.

Eran los tiempos del ´´ vamos por todo ´´, donde el gobierno nacional y las administraciones provinciales afines se encontraban respaldadas por la caja estatal, y tenían plena disponibilidad de recursos para pensar bondadosamente en los derechos de aquellos ciudadanos que desearan participar electoralmente pero no necesariamente coincidían con la dirección de sus respectivos partidos.

Así, la participación directa de los ciudadanos en la definición de los candidatos de las diversos agrupaciones políticas se coronó como una de las banderas de justicia y democratización electoral para el kirchnerismo.

Hoy advertimos que quienes se encuentran en el llano, melancólicos de poder y de impunidad, asumen conductas que categóricamente difieren con la prédica que románticamente enarbolaban hasta hace muy poco. Así, a Cristina Fernández de Kirchner repentinamente le dejó de importar esa sana participación de la ciudadanía para legitimarla a través de aquel virtuoso sistema de elecciones internas. En su actual camino a una candidatura dejó de lado sus firmes convicciones y optó por algo más cómodo y fácil, algo que no le genere más inconvenientes de los que ya tiene. Desde luego que no emergieron en su fuero íntimo planteos morales contradictorios al eludir una garantía que ella misma defendió en largas horas de cadena nacional, seguramente el destino final del resguardo de los fueros legislativos se impuso como valor superior.

En el escenario particular de la ciudad de Salta, genera también sorpresa el rotundo cambio de opinión de aquellos antiguos operadores políticos, algunos funcionarios públicos casi vitalicios, que se sirvieron de este sistema durante muchos años pero ahora reniegan de esta modalidad electiva. Aparentemente ese fervoroso apego a la democracia partidaria ya no es tan útil a sus fines. Tal vez el evidente y progresivo debilitamiento en términos de votos, dirigentes y militantes, los lleva a advertir que dirimir candidaturas a través de las PASO constituiría una forma más de perder las escasas adhesiones que aún conservan. 


Te puede interesar

-