- - -

Otro preso mató a su pareja dentro de la celda

Sucedió ayer en el penal de Villa María, en Córdoba. El hombre cumplía cadena perpetua por otro femicidio y se suicidó luego de matar a su mujer.
tmb1_71376_20170116092034

En menos de un mes hubo tres femicidios dentro de cárceles argentinas, a manos de femicidas condenados por haber matado a sus parejas anteriores. El último sucedió ayer, en el penal de Villa María en Córdoba, cuando Franco Arsenio Benítez, de 35 años, degolló a su pareja, María Luján Aguilera, de 34 años, dentro de la celda de la prisión y luego se quitó la vida.

El hombre cumplía la pena de cadena perpetua por haber asesinado en 2006 a su anterior pareja y a la hija de ambos en Villa General Belgrano y esperaba la libertad condicional para el año 2036.

El crimen se suma al reciente femicidio de Andrea Neri en el Penal de Villa Las Rosas, a manos de Gabriel "Chirete" Herrera el pasado jueves 5 de enero, y al de Elizabeth Aguirre en el penal de Villa Urquiza en Tucumán, asesinada por su eposo Henry Coronado el 21 de diciembre pasado.

El femicidio en Villa María ocurrió durante la tarde de ayer domingo, cuando los guardiacárceles registraron que una de las mujeres que había ingresado a las celdas no se había retirado todavía del penal. “Golpearon y abrieron. Fue ahí que se encontraron con ambos cuerpos, tendidos en la cama. Él la mató y se quitó la vida”, confirmó una alta fuente penitenciaria.

Benítez cumplía una condena a prisión perpetua por el asesinato en marzo de 2006 de su entonces pareja, Sandra Patiño (21), y la hija de ambos: Selene Desiree, una beba a la que había bautizado poco tiempo antes.

Te puede interesar

-