- - -

Salta, la más visitada por Atlético

En los últimos 10 años, el “Decano” hizo nueve pretemporadas en la vecina provincia.
714272_201701062354150000001

Las pretemporadas quizás sean las etapas por las que tienen que pasar los futbolistas que más sabores agridulces les dejan. Por un lado, se trata de un período de aproximadamente 20 días en el que les castigan el físico con el objetivo de dejarlo preparado para la competencia anual. Por el otro, en su mayoría se hacen fuera de la provincia de origen y tienden a generar estrechos vínculos entre los futbolistas. Casi como una gira de egresados, en una escuela.

En los últimos 10 años, Atlético tuvo diferentes experiencias y resultados en los inviernos y los veranos (son los momentos típicos de los recesos) pero si hay algo que se ha mantenido firme en el pasado reciente es en la elección de su destino: Salta. La “Linda” fue la sede de las últimas seis pretemporadas que realizó el “Decano” aún con diferentes entrenadores (nueve si contamos desde 2007). ¿Por qué?

Salta está apenas a menos de cuatro horas de Tucumán, pero la distancia en sí no representa un argumento sólido (Santiago del Estero está aún más cerca, por ejemplo). De la provincia vecina, Atlético rescata ya sea sus campos: ya sea el predio de Los Profesionales, donde estuvo mucho tiempo o el complejo de La Liga Salteña, donde se hospedará esta vez y donde lo hizo en el invierno de 2016.

Por supuesto que la competencia siempre entra en juego a la hora de seleccionar un destino y así como las habilidades para mostrarse turísticamente de Salta fueron creciendo con los años, también lo hizo el número de equipos de Buenos Aires que fueron a realizar sus trabajos allí. Algo que sin dudas, hace un tiempo no sucedía.

En el verano de 2009, cuando el equipo de Héctor Rivoira peleaba por ascender, se fue hasta Mar del Plata y con todos rivales de Primera, ratificó su condición de candidato: les ganó a Lanús, Huracán y Banfield, que trabajaban allí.

Salta ahora no sólo es más observada por los capitalinos sino que ya forma parte del circuito oficial de los torneos de verano. El año pasado, en enero, Juan Manuel Azconzábal la dividió entre Salta y Buenos Aires, justamente para conseguir más amistosos.

Aún así, eso no quita que hayan pasado técnicos que ignoraron las distancias y confiaron en lo que decia su libreta. Fue el caso de Jorge Solari, que en sus dos ciclos, llevó al equipo a Arroyo Seco, en Rosario, Santa Fe. Las pretemporadas también supieron sacar a Atlético del país: en 2013, fue invitado a jugar la Copa Bimbo en Uruguay y Ricardo Rodríguez aprovechó para trabajar allí.

Con Pablo Lavallén al mando, el plantel no se moverá de “La Linda”, una vez allí. Independiente (20/01) y Racing (26/01), serán sus amistosos esta vez y quizás Gimnasia y Tiro. El equipo tiene pensado llegar el 15 y continuar una tradición que crece año a año.

Te puede interesar

-