- - -

Ayudó a morir a su esposa, ahora enfrenta 10 años de prisión

La eutanasia no es legal en algunos países, pero este caso podría reabrir el debate al respecto.
f800x450-515080_566526_0

MADRID, España.- El debate sobre la eutanasia tiene un nuevo epicentro, a solo tres semanas de las elecciones legislativas, resurge a partir del caso de María José Carrasco, de 61 años quien padecía esclerosis múltiple desde hacía 30 años y era dependiente de su esposo, Ángel Hernández, de 70 años.

El hombre le suministró una sustancia que terminó con su vida el pasado 3 de abril. No se separó de al lado de su esposa, aunque tuvo la fuerza para contar la historia a la prensa. Después de eso, la brigada de homicidios de la policía retuvo al periodista para tomarle declaración, ya que se encontraba en el lugar de los hechos pocos minutos después de que se produjese el desenlace de María José.

"Me han dado la libertad sin fianza y ahora el juez instructor que me toque será el que decida lo que me tienen que aplicar. Todavía lo estoy asumiendo, es bastante complicado. Creo que en parte está asumido porque esto viene de lejos", añadió Hernández.

Hernández dijo haber dormido bien. "Llevaba 48 horas sin dormir y no había podido dormir en los calabozos, ha sido imposible", contó afectado.

Quiere hacer declaraciones, no para que le presten apoyo tras ayudar a su mujer a acabar con su sufrimiento, sino para seguir con la batalla de la regulación de la eutanasia y para que otras personas no tengan que padecer los fuertes dolores que desde hace meses tenía María José.

Hasta el momento, hay un proyecto de ley en España para discutir el tema de la eutanasia, algo que según las encuestas, cuenta con el apoyo de gran parte de los españoles. De haberse discutido antes, Ángel Hernández no estaría frente a una posible pena de 10 años de prisión. El caso de María José Carrasco ha revivido el tema y podría servir para que se discuta mucho más en todo el mundo.

Te puede interesar

-