- - -

La Municipalidad solicita adoptar medidas preventivas por la ola de calor

Se advierte sobre la importancia de tomar recaudos frente a las altas temperaturas, que afectan particularmente a la gente mayor.
calor-mayores

El director General de Adultos Mayores, Nicolás O’Brien,  puso el acento en los casos de personas mayores que, en los últimos días, han sufrido  una serie de inconvenientes y trastornos derivados de las altas temperaturas.

Los pronósticos anticipan la continuidad del calor con sensación térmica muy elevada que afectan de modo especial y muy perjudicialmente a los ancianos.

En consecuencia, O’Brien recordó una serie de consejos para evitar las descompensaciones producidas por insolación o deshidratación que pueden tener consecuencias muy negativas para el cuerpo e incluso afectar los niveles sensoriales con pérdida de equilibrio y disminución cognitiva.

“La exposición directa al sol en las horas pico pueden aturdir a las personas mayores generando un estado de mareo o pérdida de la ubicación témporo espacial, cansancio extremo, y también sufrir caídas o desmayos.

Los consejos

1- Beber mucha agua

Con el calor, el líquido de nuestro cuerpo se pierde mucho más rápido, por lo que es esencial beber mucha agua para regenerarlo y mantenernos hidratados. Las personas mayores la mayoría de las veces no tienen demasiada sed, por lo que no piden agua a menudo. Es por eso que se debe controlar la cantidad de agua que bebe y cerciorarse que sea la suficiente, invitándolo a beber aunque no tenga sed.

2- Usar ropa liviana

Para una mayor comodidad y disminuir la sensación de asfixia a altas temperaturas, es crucial que la ropa sea ligera y transpirable. Se aconsejan tejidos como lino o algodón que queden holgados y en caso de camisa con botones, evitar abrochar  los más cercanos al cuello.

3- Evitar las horas de máximo calor

Salir a pasear es una buena costumbre, pero es fundamental evitar hacerlo en las horas de más calor,  entre las 11 y las 17. Independientemente de la hora de salida, hay que mantenerse el máximo tiempo a la sombra y cubrir la cabeza con sombrero o gorra.

4- Evitar bebidas con cafeína o alcohol

La cafeína y el alcohol, además de estimular y provocar alteraciones nerviosas en las personas mayores, favorecen la deshidratación. Por eso es importante evitar este tipo de bebidas.

5- Aumentar el consumo de frutas y verduras

Para una correcta hidratación de los mayores en verano es importante fomentar el consumo de líquidos en la dieta, por lo que es recomendable aumentar las frutas y verduras durante estos meses. Por el contrario, se aconseja evitar platos que requieran procesos de digestión largos como guisos o caldos a altas temperaturas. Es conveniente que consuma más pescado que carne.

6- Mantener la casa fresca

Durante las horas más calurosas del día es más apropiado mantenerse en casa. Sin embargo, hay que cuidar la temperatura en el interior. Por ello se aconseja cerrar las ventanas durante las horas de mayor calor y abrirlas temprano a la mañana y a última hora de la tarde y noche, cuando refresca. En el caso de tener aire acondicionado no se recomienda reducir la temperatura más de 22-24 grados centígrados.

7- Usar protector solar

La piel de las personas mayores está algo más debilitada, por lo que la prevención frente a los efectos del sol adquiere todavía más importancia. La utilización de protección solar es imprescindible cuando sale de casa. Usar como mínimo factor 20.

8- Recreación y esparcimiento

Para desarrollar actividades al aire libre se recomienda que sean grupales, dirigidas por profesionales especializados en adultos mayores tal como ofrece la Subsecretaría de Deportes de la Municipalidad en cuatro predios, con piletas y colonia de vacaciones Se trata del complejo Nicolás Vitale de barrio El Tribuno, balneario Carlos Xamena, natatorio Juan D. Perón frente a la Plaza Alvarado y el de Villa Las Rosas.

9- Controlar las horas de sueño

En verano, las horas de sueño están alteradas. El calor nos hace dormir menos y, por tanto, estar más cansados durante el día. Evitar esto es mucho más importante cuando se trata de personas mayores, ya que las horas de sueño para ellos son esenciales para la salud.

10. Vigilar la tensión arterial

El calor también altera la tensión, por ello vigilarla periódicamente ayuda a prevenir efectos negativos en los ancianos. Es indispensable su control constante.

67280642_2341836545903969_8969550980173529088_n



Te puede interesar

-