- - -

Se encuentra desaparecido el científico chino que creó bebés modificados genéticamente

Hace solo cinco días, parecía que todos los ojos del mundo estaban fijos en He Jiankui, el investigador detrás de la polémica edición de un par de bebés gemelos en China.

El miércoles, subió al escenario en la Cumbre de Edición del Genoma Humano en la Universidad de Hong Kong para presentar su investigación , cuyos rasgos generales se habían filtrado a los presidentes unos días antes.

A esto le siguió una reacción violenta por parte de la comunidad científica, y el propio gobierno chino pronto le prohibió a Él continuar su investigación.

Durante el fin de semana, circularon rumores de que el presidente de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur (SUSTC), ex empleador, obligó al científico a regresar a Shenzhen, China, donde ahora la universidad lo estaba deteniendo.

El lunes, el South China Morning Post ( SCMP ) publicó una declaración de SUSTC que no llegó a refutar totalmente el rumor.

“En este momento, la información de nadie es precisa, sólo lo son los canales oficiales”, dijo un portavoz a SCMP . “No podemos responder ninguna pregunta con respecto al asunto en este momento, pero si tenemos alguna información, la actualizaremos a través de nuestros canales oficiales”.

Consecuencias criminales

Probablemente aparecerá en algún momento, momento en el que probablemente deba someterse a una investigación del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China.

Los resultados de esta investigación podrían moldear el futuro de la edición de genes humanos: si China lo castiga severamente por sus acciones, podría disuadir a otros científicos de seguir la ruta de “pedir perdón, no permiso” con su propia investigación. La indulgencia podría tener el efecto contrario.

El caso

Según explicó Jianku en un video que publicó en YouTube y en su conferencia, modificó genéticamente un par de embriones conseguidos con la técnica de fertilización in vitro (FIV) y luego los implantó en un mujer, dando como resultado dos niñas – Lulu y Nana – que hoy tienen casi un mes de vida y que son inmunes al VIH.

Ya que la edición genética todavía es muy primitiva y no existen estudio que comprueben su eficacia ni sus efectos secundarios, sus experimentación en humanos causó el rechazo de la comunidad científica tanto nacional como internacional, quienes lo apodaron como “el Frankenstein chino”.

En Estados Unidos por ejemplo, la edición genética como la que realizó Jianku está prohibida por el peligro que podría presentar para las generaciones futuras, además de los problemas éticos que conlleva editar embriones y así crear “bebés de diseño”.

Si bien se desconoce su paradero, el científico chino ahora está enfrentado una investigación de la Comisión Nacional de Salud de China.

Te puede interesar

Te puede interesar

-