- - -

Masha y Dasha, las gemelas modelos de 14 años a quienes obligaron a adelgazar, padecen anorexia y luchan por su vida

Masha y Dasha Ledeneva son hermanas. Gemelas. Rusas. Tienen 14 años Bellísimas. Modelos prematuras. Pero ahora luchan por su vida. Padecen anorexia.

Masha y Dasha Ledeneva son hermanas. Gemelas. Rusas. Tienen 14 años Bellísimas. Modelos prematuras. Pero ahora luchan por su vida. Padecen anorexia. Fue luego de que presuntamente la agencia de la que formaban parte las obligara a adelgazar en extremo para cumplir sus requisitos.
Fueron trasladadas de urgencia y hospitalizadas en terapia intensiva en Moscú al ver el estado en que se encontraban. Fue luego de una denuncia hecha por Maria Kokhno, una activista en desórdenes alimenticios, hiciera la denuncia a las autoridades. De acuerdo con su presentación, tanto Masha como Dasha estaban con riesgo de muerte.

Días antes las modelos habían permanecido en coma durante tres días en otro hospital, donde luego de despertar las enviaron a su vivienda a pesar de estar en pésimo estado, explicó Kokhno, una modelo y estrella de un reality show que también sufrió de anorexia.

Al momento de ser internadas en terapia intensiva Dasha pesaba 36 kilogramos, mientras que su hermana Masha, 40. A las gemelas las habían obligado a reducir su peso "hasta que sus huesos se hicieran visibles y de esa manera conseguir más fotografías".
"Dasha es más delgada que su hermana… Masha siempre ha sido un poco más gordita. Pero a ambos gemelas se les dijo en la (escuela de modelos) que perdieran cinco kilos (11 libras) de peso cada una, para que sus pómulos fuera visibles. Ambas pesaban unos 50 kilos (7 st 12 lbs) entonces. Las chicas comenzaron a hacer dieta, no comían después de las 5 p. m. y solo comían alimentos cocinados al vapor. Gradualmente, sus porciones y el número de sus comidas bajaron", relató Kokhno.

"Nadie estaba dispuesto a ayudar a las niñas, su madre iba aquí y allá, los hospitales las rechazaban. Masha puede levantarse, pero Dasha solo permanece acostada y ni siquiera puede levantar la cabeza", dijo Kokhno. "La madre contactó a la presentadora de televisión Elena Malysheva y al Instituto de Nutrición en Moscú, pero nadie quería lidiar con los 'cadáveres vivos'".
Moscow24, uno de los principales canales de televisión de la capital rusa, mostró a Kokhno con las niñas cuando ingresaron al hospital en Moscú y citó a un médico que dijo que la tarea médica "es rescatarlas de una afección en la que su corazón puede dejar de latir en cualquier momento".

Natalia Ledeneva, la madre, expresó su desesperación y angustia: "Les dijeron que la forma del cuerpo de Dasha está bastante bien, pero Masha debería deshacerse de un par de kilos. Las chicas lo oyeron a su manera. Estas niñas siempre han sido perfectas en todo, así que decidieron ser perfectas aquí también. Todo sucedió muy rápidamente. Al principio, empezaron a rechazar comida. Dijeron: no tendremos nada dulce esta noche o no tendremos ninguna fruta o solo tendremos ensalada".
"Comían una chuleta y dos cucharadas de trigo sarraceno para la cena. Estaba corriendo detrás de las dos, tratando de persuadirlas para comer. Pensé que oirían lo que estaba diciendo. Pero es ese tipo de enfermedad en la que no te escuchan, la enfermedad estaba progresando. Lo que sea que hice, no condujo a nada", concluyó Ledeneva.

Te puede interesar

Te puede interesar

-