- - -

"Fue una venganza, llegaron para matar a otros y le dieron a Kevin"

Los vecinos de Norte Grande se manifestaron ayer pidiendo justicia por el joven asesinado el sábado."No fue una gresca en el medio de un partido de fútbol, nada que ver", dijo la tía de la víctima.
530

Cerca de las 19.30 de ayer unos 50 vecinos del barrio Norte Grande se juntaron en la esquina de la avenida Discépolo y Felipe Varela del barrio San Francisco Solano, para desde ese punto marchar hasta su barrio. "Kevin: que los culpables paguen por tu muerte" o "Justicia por Kevin" fueron algunos de los mensajes elevaron en las pancartas. La movilización tuvo como eje central pedir justicia por el ASESINATO de Kevin Aparicio, el joven de 16 años baleado el sábado en la zona sudeste.


Para los familiares y amigos de la víctima el problema no tuvo nada que ver con una gresca, como dieron a conocer desde los organismos oficiales. Para Gladis Aparicio, tía de Kevin, "fue una venganza asquerosa de tipos que llegaron armados hasta las narices buscando matar a otros y le dieron a Kevin". Según la mujer, hermana de Reina, mamá del joven asesinado, "el sábado a las siete llegaron -al barrio Norte Grande- unos muchachos del barrio Provipo con armas de fuego, cuchillos, palos y machetes. Subieron por atrás de la cancha de fútbol y dieron la vuelta para hacer una emboscada. En el lugar comenzaron a tirar", contó.


"Estos matones del barrio Provipo vinieron a buscar a los tipos que el jueves anterior balearon a un niño en el otro barrio, mi sobrino no tenía nada que ver en ese quilombo y lo mataron. Comenzaron a disparar sin importarles la presencia de chicos en el lugar, mi sobrino comenzó a correr y cuando estaba llegando a la puerta de mi casa cayó de boca al piso, con un disparo en la cabeza". Esa última expresión hace respirar profundo a Gladis Aparicio, se toma unos segundos e intenta no llorar.


En su relato, la tía de Kevin Aparicio (16) hace alusión al violento ataque que cuatro motociclistas provocaron el jueves 9 del corriente en una esquina del barrio San Benito, donde un grupo de hombres estaba reunido. La balacera disparada por los motociclistas habría estado dirigida directamente al hombre que se encontraba con su hijo de 2 años, uno de los proyectiles impacto en las piernas del niño, quien fue trasladado de urgencia y pudieron mantenerlo estable.


Gladis Aparicio resaltó que minutos después de la batalla los vecinos de Norte Grande se encargaron de dar nombres, apellidos y apodos de los agresores. "Se dieron nombres completos, apodos, todo para que la Policía agarre a estos tipos, hasta el momento solo atraparon a un tal Ramírez. Queremos que allanen la casa de estas personas, que tienen tantas armas, por Facebook siguieron amenazando que esto no quedará así. Tenemos mucho miedo por tantos chicos que hay en el barrio. Ya mataron a uno de ellos". La mujer expresó que cerca de Norte Grande, "más abajo hay un asentamiento nuevo y sabemos que ahí viven los hombres que vinieron a buscar, uno es un tal Gamuza. Que vayan y lo busquen ahí, sin hacer una batalla como la del sábado".


"TE VAMOS A PRENDER FUEGO"
Una vecina de Norte Grande, Cecilia Fernández, fue testigo presencial de la balacera efectuada el sábado a la tarde en la cancha de fútbol cercana al puente de La Unión. La mujer, al igual que Gladis, también certificó que el hecho estuvo lejos de ser una gresca en medio de un partido de fútbol, "estos tipos vinieron armados dispuestos a matar a otros", sostuvo.


"Eran entre 25 y 30 personas con distintas armas, comenzaron a corretear a los chicos entre los que estaba Kevin, mi sobrino, no pueden decir que fue una gresca, nada que ver. Cuando llegaron, una mujer comenzó a repartir armas de fuego, por lo menos cinco tenían pistolas. Estaban afuera de mi casa, me animé a salir para decirles que se dejaran de joder porque había chicos y me dijeron "vieja y mierda, metete que te vamos a prender fuego''. Vinieron a matar gente, cuando comenzaron a disparar uno de ellos decía ''bajá a uno, bajá a uno''...", contó Fernández.

Te puede interesar

-