- - -

Derechos Humanos cuestionó a Mazzone por atacar a las víctimas

La funcionaria trata de defender a su primo, acusado de corrupción de menores, difundiendo fotos personales de las adolescentes que lo comprometieron con sus declaraciones. Fue repudiada en las redes sociales.
514

Un repudio generalizado en las redes sociales y un fuerte llamado de atención del Ministerio de DERECHOS HUMANOS de Salta parecen haber dejado ayer al borde de la destitución a la polémica coordinadora de relaciones internacionales e institucionales de la Casa de Salta en Buenos Aires, Liliana Mazzone. La funcionaria asumió la representación legal de su primo, Juan Rosario Mazzone, acusado de CORRUPCIÓN de menores y, para defenderlo, hizo una serie de publicaciones en las que atacó a las adolescentes que habrían sido víctimas del exjefe comunal.


En diciembre de 2014 se filtraron imágenes que mostraban al entonces intendente de El Bordo en slip y abrazado a adolescentes menores de 18 años que estaban en ropa interior en su casa. En un principio, el funcionario dijo que solo estaba con el torso desnudo y que las chicas eran invitadas a un asado que le habían pedido una foto. Pero la versión quedó desmentida por las imágenes, que lo mostraban en lo que podría ser una malla o un calzoncillo.
El hecho originó la destitución del jefe comunal, un proceso judicial en su contra por CORRUPCIÓN DE MENORES y un escándalo difundido a nivel nacional.
Este mes, la causa contra Juan Rosario Mazzone llegó a juicio oral. Liliana Mazzone asumió la representación legal de su primo, lo que fue cuestionado por ser potencialmente incompatible con su cargo público desde un punto de vista ético.


Pero además, la funcionaria difundió en su perfil de Facebook fotos personales de las adolescentes que declararon contra el exintendente, en un intento por demostrar la inocencia de su primo. Por otro lado, admitió que "investigó" a las víctimas para hacer esto.
"Las niñas de la Fiscal: me ocupé de investigar un poco en las redes sociales y me encontré con esto", escribió la funcionaria en su perfil y añadió fotos -que ella considera provocativas- que las chicas habían compartido solo con sus amigos y contactos.


Cuestionada desde diferentes sectores por su actitud intimidatoria hacia las adolescentes, Liliana Mazzone no se retractó. Trató de justificarse diciendo que las fotos que usó estaban en internet y sostuvo insistentemente que las víctimas "no son niñas".
Consultada por las declaraciones de Liliana Mazzone, la subsecretaria de Políticas de Género de la Secretaría de Derechos Humanos, Rosaura Gareca, consideró "inadmisible sostener este tipo de declaraciones e imágenes, que atentan contra la integridad de los derechos de las niñas, revictimizándolas y naturalizando hechos que constituyen delitos graves y que, puntualmente en este caso, ya está interviniendo la Justicia".


Gareca también señaló que "por lo contrario los funcionarios públicos debemos trabajar para prevenir las situaciones de vulneración de derechos y modificar las prácticas basadas en la desigualdad, en las cuales las mujeres no son consideradas sujetos plenos de derechos, sino objetos de placer reforzando prácticas patriarcales".

Te puede interesar

-