- - -

"Pesadilla autoahorro": le subieron la cuota 98% y destina un tercio del sueldo por un 0 km que aún no tiene

Por la devaluación, un docente de Laferrere pasó de pagar 5 mil a 9.300 pesos por mes. Los casos así se multiplican: estiman que una de cada cuatro personas en planes de compra de automóviles tiene problemas para hacerle frente a las cuotas
autos-concesionario

"Fue el peor error de mi vida, lo juro por mi vieja que es lo más sagrado que tengo. Cometí muchos errores pero nada como esto", dijo Maximiliano Barrios, un joven docente de Laferrere, para describir la angustia con la que vive desde hace algunos meses después de que la cuota del plan de autoahorro, con el que quiso cumplir su sueño de tener un 0 km, comenzó a tener aumentos que llegaron al 98 por ciento tras la disparada del dólar que ubicó a la divisa norteamericana en el orden de los 40 pesos.
Todo comenzó después de mitad de año de 2015, cuando Maximiliano accedió a un plan para comprar en muchas cuotas un Volkswagen Up. El acuerdo que firmó estipulaba un pago inicial de 1200 pesos que cambiaría en la medida que se modificara el precio móvil del modelo. Según la proyección que le hicieron en la concesionaria, el máximo sería de 3300 pesos. Pero con el correr del tiempo y por los vaivenes de la economía, la cuota llegó a subirle hasta los 5.000 pesos, un monto al que pudo hacerle frente con esfuerzo pero sin imaginarse que este año todo se iba a salir de control.
Como le ocurre a Maximiliano, los casos de cuotas imposibles de pagar en planes para acceder a automóviles cero kilómetro se multiplicaron. Según cifras recientes, una de cada cuatro personas que utilizan este método de compra tiene problemas para abonar las cuotas.
El plan de autoahorro consiste básicamente en abonar por un vehículo durante siete años, en cuotas variables que se calculan al dividir por 84 meses el valor actualizado del 0 km. El esquema se hace en grupos de 168 compradores y se entregan dos unidades cada 30 días: uno por sorteo y otro por licitación (este último consiste en ofrecer un determinado número de pagos por adelantado). La otra forma de obtener finalmente el auto es esperar y cancelar las 84 cuotas.

En definitiva, un mecanismo que funciona correctamente en tiempos de estabilidad económica pero que en este 2018 parece haber colapsado. Los automóviles nuevos acumulan aumentos del 60 al 80 por ciento producto de una devaluación que dejó contra las cuerdas a miles de ahorristas como Maximiliano y que disparó las quejas en asociaciones de consumidores.

Te puede interesar

Te puede interesar

-