- - -

Está internada y no tiene alimentos para sus hijos

Salta Por
Verónica Sumbai tiene 34 años, es madre de cuatro niños y abuela de un niño de dos años. Desde hace dos semanas está en el hospital Del Milagro. Su sobrina pide ayuda.
1530759293971

En el segundo piso del hospital Del Milagro, en el área de Clínica Médica, desde hace dos semanas Verónica Sumbai espera poder recuperar la salud para volver con sus hijos. Madre sola de cuatro niños de 15, 10, 5 y 3 años, esta mujer enfrentaba la crianza y educación de sus chicos, pese a todas las complicaciones.

Verónica es casera de una vivienda en Los Yacones. Allí le prestan una vivienda donde reside con sus hijos. Padece hipertiroidismo y ahora está internada con una neumonía grave y bajo peso. Mientras, en su casa de Los Yacones, a 30 kilómetros de Vaqueros, su hija de 15 años y madre de un pequeño de 2, se ocupa de cuidar y alimentar a sus hermanitos.

Elida, tía de Verónica, agobiada por la necesidades de su sobrina buscó ayuda en los medios. Los chicos de Verónica no cuentan con el apoyo paterno. Es esta mujer la única que sostiene a sus hijos y a su nieto, que tampoco tiene un padre responsable.

Elida Sumbai agradeció al hospital Del Milagro por la ayuda de un almuerzo para el acompañante de su sobrina y recordó que está en el segundo piso del nosocomio, todos los días después de las 10. 
También recibe llamada por las donaciones al número celular 155842081. 
"Los chicos están pasando necesidades, requieren alimentos y ropa de abrigo", expresó Elida. La mujer confirmó que su sobrina está muy débil, a lo que se sumó el hipertiroidismo no tratado. Cuando pueda salir del hospital Del Milagro, Verónica pasará al hospital Oñativia, donde la someterán a una cirugía en el cuello, ya que cuenta con un dispositivo que le está permitiendo respirar. En esta situación, la mujer sabe que los problemas de salud de su sobrina no se resolverán en un par de días y que la asistencia social para los niños es urgente.

Elida también es madre y afirma que la situación la está superando. "Vengo a cuidarla durante el día y de noche se queda su papá o mi hermana. Nos arreglamos, pero la alimentación de los chicos es otra cosa", advirtió la mujer que sabe lo que cuesta dar de comer, por lo menos tres veces al día, a un grupo de niños y una adolescente. El martes, Verónica recibió la donación de alimentos que le acercó el comedor Sagrado Corazón de Jesús, pero hasta anoche nadie más había llevado ayuda. Tampoco recibió asistencia de los organismos oficiales, según expresó Elida Sumbai, quien confirmó que recién este mes su sobrina pudo acceder a un beneficio por discapacidad, a causa de las dolencias generadas por el hipertirodismo.

"Espero poder encontrar un lugar donde se aloje, más cerca de los médicos", afirmó.

Fuente: El tribuno

 

Te puede interesar

-