- - -

Tras las agresiones, recrudece la puja entre carreros y proteccionistas

Carolina Diarte sufrió fractura del hueso orbital con riesgo de desprendimiento de retina. Se trasladó a Buenos Aires para ser tratada.
436

El intendente Gustavo Sáenz le dio durísimo a los CARREROS que en la jornada del miércoles agredieron a mujeres de las asociaciones protectoras de animales durante el desfile por el aniversario del natalicio del general Martín Miguel de Gemes. Mientras Fredy Flores, líder de la organización que nuclea a los que explotan la actividad, minimizó los hechos con el argumento de que "no somos violentos", el jefe comunal no solo repudió el hecho sino que calificó a los agresores de "inadaptados e intolerantes".


Sáenz señaló que "los que hasta ahora venían trabajando al margen de la ley se escudan detrás de una necesidad de trabajo" y que con su proceder "no quedan dudas de que poco les importa la salud y la integridad de un pobre caballito, si fueron capaces de golpear salvajemente a mujeres que se manifestaban pacíficamente". Tras aclarar que la Municipalidad nunca autorizó el desfile de los carreros en el monumento al héroe gaucho pidió de manera enfática que la justicia "caiga con todo el rigor de la ley a aquellos delincuentes, patoteros e inadaptados".


Carolina Diarte fue la que sufrió las mayores consecuencias de la agresión y ante el riesgo de perder la vista se trasladó a Buenos Aires para hacerse tratar con especialistas. Carmen Céspedes, integrante de fundación LUBA, aseguró que Diarte resultó con fractura del hueso orbital con riesgo de desprendimiento de retina. "Lo que ha pasado ha sido grave, y esto confirma el grado de violencia con que proceden los carreros y la impunidad con que se manejan, al punto tal que organizaron un desfile que no estaba autorizado", expresó Céspedes.


Fredy Flores, en tanto, afirmó: "La reacción de nuestra gente se produjo porque estaba siendo insultada por las proteccionistas. Quisieron impedir el paso de los carros con pancartas. Lamento mucho lo que pasó".


Céspedes contó que las protectoras se presentaron en el monumento para reclamar por el proceder de los carreros. "Hablé con la comisario Correa y le pedí que se comunicara con el fiscal Horacio Córdoba para que no permita el desfile, pero en la fiscalía nadie la atendió", dijo. La mujer responsabilizó a la Policía y a la Justicia por lo ocurrido. "Si nos hubieran escuchado nada de esto hubiera pasado. Ahora tenemos que lamentar la grave agresión a una de nuestras luchadora", sentenció.

Te puede interesar

-