- - -

Violento enfrentamiento entre vecinos y policías en barrios del oeste

El conflicto duró más de cinco horas y participaron un centenar de vecinos, entre ellos muchos menores. Hubo varios detenidos y tres policías golpeados. Uno de ellos perdió un ojo y se encuentra internado.
422

Tres policías resultaron heridos, uno de ellos fue intervenido quirúrgicamente para removerle el globo ocular, tras intentar apaciguar los ánimos de un centenar de vecinos de barrios Progreso y Sarmiento, que antes de la llegada de la fuerza pública producían desmanes entre ellos
Los hechos se desencadenaron a las 18, sobre la zona donde existe una alcantarilla o puente que divide la jurisdicción entre los dos núcleos urbanos.
El enfrentamiento se produjo cuando los móviles 1417 y 1418 ingresaron al barrio Sarmiento en donde circularon de manera preventiva. Allí un grupo aproximado de 15 personas entre hombres y mujeres comenzó a arrojar distintos tipos de elementos contundentes en contra de los móviles policiales, razón por la cual descendieron los efectivos haciendo uso de las marcadoras (armamento no letal).


A las 19 en barrio Progreso estalló una verdadera rebelión barrial, produciendo un desorden de gran magnitud.
Sobre el puente del barrio Sarmiento 50 personas se encontraban arrojando elementos contundentes hacia los monoblocks de Santa Lucía en una disputa intebarrial.


La policía intentó despejar la zona haciendo uso en primera instancia de marcadoras, pero al ver que éstas no causaban el efecto deseado se utilizaron las escopetas de uso policial con cartuchería AT (de caucho).
En ese ínterin la Policía se quedó sin municiones y por la magnitud del desorden se solicitó vía radial la colaboración de otros móviles policiales e infantería.
Como en una escena una formación completa de Infantería con el equipo integral antidisturbios atacó la posición de los beligerantes, allí un elemento contundente (aparentemente una piedra) impactó en el casco agente Fernando Manuel Cruz, logrando partir el visor y golpear en su rostro, precisamente en el ojo derecho, produciéndole una lesión gravísima y una posible fractura en los huesos del rostro. El agente, junto a otros dos heridos en el enfrentamiento, fueron llevados hacia distintas clínicas y finalmente al hospital San Bernardo.


En el barrio Sarmiento los vecinos arrojaron, además de piedras, bombas molotov.
En esa instancia hicieron ingreso nuevamente al barrio y lograron detener a varias personas, entre ellas menores de edad, y secuestrar gomeras y otros elementos con los que la policía fue atacada.
Se reportó además varios móviles averiados por las piedras y las bombas molotov
Intervinieron el Juzgado de turno y la Fiscalía Penal a cargo de Gabriela Buabse, quien ordenó la identificación simple y la libertad inmediata de todos los detenidos.


Además, ordenó que Criminalística tome fotografías en el chaleco y casco y sorpresivamente aseguró, según informe policial, que no le interesaba el levantamiento de las bombas molotov arrojadas en contra del personal policial interviniente.
Seguidamente el Juzgado de Menores 2 ordenó la identificación simple y entrega de los menores a sus progenitores.
Tras los hechos la policía de Salta ordenó ayer un espectacular operativo de control en la zona oeste en prevención de otro levantamiento popular en la zona, que quedó sensibilizada después que se absolviera de pena y cargo a los policía involucrados en la muerte de Gabriel Mura Ortiz, quien en un episodio parecido recibió un disparo de escopeta por la espalda que le causó la muerte de manera inmediata.


Paradójicamente, aquel hecho fue investigado por la misma fiscal que tuvo a cargo las actuaciones penales de los hechos relatados.
Ayer por las calles del barrio Sarmiento se vio pasar preventivamente un cuerpo completo del Grupo de Alto Riesgo (Gopar) y a un batallón de Infantería sin que se reportara incidente alguno.

Te puede interesar

-