- - -

“Precios transparentes”: reina la incertidumbre de los comerciantes ante la baja de las ventas

A una semana de su aplicación desde Defensa del Consumidor advierten dudas e imposibilidades de aplicarlos plenamente en los comercios salteños.
402

Comprar en tiempos de inflación no es una tarea para nada sencilla y más aún con la implementación de los “Precios Transparentes” -que alienta las operaciones con efectivo ante los recargos con tarjetas de crédito-. Desde la Secretaría de Defensa del Consumidor leen un panorama de incertidumbre ante las continuas dudas que acercan los mismos comerciantes sobre la aplicación del plan, los recargos y la imposibilidad de exhibir los precios en vidrieras, al mismo tiempo que advierten una sensible caída de las ventas.

“El razonamiento de Nación fue que las tarjetas de crédito tienen un costo, se intentó priorizar el efectivo, presumiendo que bajarían los costos de contado a un precio real, pero la medida genera ciertos desconciertos”, indicó la secretaría de Defensa del Consumidor, Carina Iradi.

Desde el 1 de febrero se aplica el Plan y rige la obligatoriedad de exhibir los precios en vidrieras fomentando la libre competencia. A una semana, la funcionaria comentó que “solo hemos recibido dudas de los propios comerciantes y no denuncias por compras con sobreprecios, lo que estaría marcando la baja de las ventas”. En ese sentido aseguró que “es una cuestión de tiempo ver como evoluciona el plan” aunque consideró que la medida real debería fomentar la competencia entre tarjetas de crédito, bancos y comercios y no así la preocupación de los consumidores.

“La realidad para el consumidor es que los precios de contado no bajaron y las personas tienen una economía programada con tarjetas de crédito. En Argentina nos acostumbramos a usarlas. Hoy, lamentablemente, una persona que quiera comprarse un traje, es difícil que disponga de $4000 en efectivo para evitar los intereses”, ejemplificó.

Para la funcionaria, se trata de una normativa con efectos económicos que tienen el objetivo de bajar la inflación pero que evidentemente no han generado la competencia entre las tarjetas de crédito. Por esto consideró que “lo ideal sería que los bancos financien directamente al consumidor y no el consumo, al empresario, y de esta manera se logre la inyección que termine de generar una sana competencia entre ellos y que, de una vez, los consumidores ganen.”

Sinceramiento y competencia

tmb1_717737_201702052313420000001

Otra de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional fue hacer regir la ley de libre competencia que implica que todos los comercios exhiban en sus vidrieras los precios de contado y tarjeta, desde el 1 de febrero. 

Según Iradi, hay imposibilidad práctica del comerciante de exhibir los precios con cada tarjeta en la totalidad de los planes. Hay comercios que trabajan con hasta 15 tarjetas y los recargos varían según cada una, explicó ante la consulta sobre casos donde solo se exhibirían los precios de contado. 

Preocupación

En ese contexto, desde la Cámara de Comercio e Industria advirtieron que “la entrada en vigencia de esta resolución ha causado incertidumbre en los comercios, en particular a la hora de exhibir los precios en sus vidrieras y vender en cuotas los productos” y evitar sanciones ante el incumplimiento de la normativa. Por esto mantienen reuniones con Defensa del Consumidor para acordar el cumplimiento general y esclarecer la aplicación de los recargos en pagos con tarjetas de crédito.  

Te puede interesar

-