- - -

"¡Papá, no me mates!", el dramático pedido de un nene en la masacre de Hurlingham

Según los relatos de los parientes de las cinco víctimas del asesiano de Hurlingham, el hombre también le puso el arma en el pecho a un nene de once años.
332

"¡Papá, no me mates!", con esas palabras un niño de once años, hijo de Romina Maguna, la mujer que fue asesinada por Diego Loscalzo, le pidió al asesino de Hurlingham que no lo matara mientras le ponía el arma en el pecho. El hombre mató anoche a su expareja y a cuatro integrantes de su familia, además de dejar heridos a otros.

Marcelo, uno de los vecinos, dijo que el hijo de Romina llegó a su casa para contarle que "El Chino" -como le dicen a Loscalzo- había matado a su madre.

El testigo dijo que cuando salió se encontró con otro pariente que estaba herido en la entrada de la casa, además de los cuerpos de Romina y su hermana que ya estaban muertas en el interior de la vivienda.

El chico le dijo, además, que Loscalzo le puso un arma en el pecho y este le pidió "¡Papá, no me mates!". El niño, aunque no era su padre biológico, lo consideraba un padre.

El vecino indicó que él no tuvo la oportunidad de ver al asesino, ya que cuando el hombre que se encuentra prófugo hizo los disparos el nene estaba en su casa pidiendo ayuda.

Marcelo señaló que no sabe qué le pudo pasar por la cabeza a Loscalzo, ya que de acuerdo a lo él los conocía todos eran buena gente.

Te puede interesar

-