- - -

Crimen en Vaqueros: la semana que arranca será clave para la investigación

Te contamos novedades del caso y cuáles son las pruebas que aportarán datos reveladores para la causa.
180

Se cumplió una semana del homicidio de Jimena Salas en Vaqueros y la investigación por el momento no ha logrado encontrar al responsables. Sin embargo, se espera que los datos que surjan por los estudios científicos que se conocerán esta semana aporten información que ayude a esclarecer el crimen.

Desde el Ministerio Público Fiscal trascendió que se están siguiendo cuatro líneas investigativas pero que descartarían algunas con lo que aporte el CIF la próxima semana.

¿Qué pruebas espera la Fiscalía?

En esta etapa de la investigación se esperan pruebas científicas que aporten datos ciertos que, aunque sea, permitan descartar algunas hipótesis. Hay dos análisis en donde hay depositada mucha expectativa: el material genético encontrado en el cuerpo de Jimena y en la escena del crimen y la sábana de mensajes y llamadas que puedan extraerse del celular de la víctima.

Según revelaron fuentes fiscales, en la casa de Vaqueros en donde se produjo el hecho se hallaron pelos cuyo ADN será analizado, al igual que sobre los restos de piel y sangre que Jimena tenía bajo las uñas, que habrían llegado ahí producto de los intentos de ella de defenderse.

Por lo pronto se especula que los análisis determinen si esos rastros pertenecen a un hombre o a una mujer, lo que haría que se descarten algunos sospechosos. Además, serán cotejados con los de su marido, Nicolás Cajal, las dos hijas en común y otros familiares.

En el caso del celular, primero se había advertido que estaba desaparecido y se presumía robado, pero luego se lo encontró sobre la ruta 9, que atraviesa Vaqueros, casi completamente destruido.

Pese a ello, desde el CIF pudieron encontrar mensajes que ese teléfono recibió y emitió lo que servirá para conocer con quién se comunicó en las horas previas al homicidio.

La situación del marido

Nicolás Cajal ya declaró en dos oportunidades y en ambas en calidad de testigo por ser quien, al llegar a su casa, encontró a su mujer asesinada y dio aviso a la policía.

Ante la indefinición de un sospechoso o responsable claro, la fiscalía a cargo de Pablo Paz está obligada a no descartar ninguna hipótesis por el momento, pese a que varios indicios exculpan a Cajal, como el hecho de que no tiene ningún tipo de heridas o marcas que le haya provocado su esposa defendiéndose.

Cajal ya tiene un abogado penalista que también está representando los intereses de las hijas como víctimas del caso pero mientras no haya un imputado, no puede constituirse como querellante, ya que el hombre sigue siendo un posible sospechoso.

Por ese motivo es que el abogado no ha podido conocer aún detalles de la investigación ni ofrecer prueba como peritos de parte.

Te puede interesar

-