- - -

"Sentimos gritos desgarradores de Benita; salimos y vimos los cuerpos"

Duros testimonios de quienes intentaron ayudar a la joven asesinada en Orán por su expareja. Vecinos vieron a Leo Sánchez rondar la casa. Dicen que el martes amenazó con matarla
251

El día después del FEMICIDIO de Benita Sánchez (26 años) seguido del suicidio de su expareja y verdugo Leonardo Sánchez (30) golpeó duro a los vecinos de ORÁN por la extrema violencia del hecho sucedido a solo tres cuadras de la plaza General Pizarro y a cuatro cuadras de la Catedral, en pleno corazón de la ciudad.
Mientras los peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales trabajaron durante gran parte del día en levantar pruebas y los investigadores de la Policía relevaron testimonios, la gente no pudo parar de hablar del caso que sacudió a la ciudad cabecera del Valle de Zenta.
"Fue todo en cuestión de segundos. Sentí gritos desgarradores de Benita; salimos y vimos los cuerpos. Él estaba caído en la vereda y tenía clavado un cuchillo en el corazón; entramos a la casa y adentro estaba el cuerpo de ella en un charco de sangre". El relato le pertenece a una vecina de la joven asesinada por su expareja, quien aún azorada por lo que vio pidió que su identidad no sea develada.
"Ellos llevaban un año y medio separados. Él vivía en el barrio Caballito, pero insistía con volver con ella", añadió la mujer, quien vive a pocos metros de la casa de Fassio 914, donde ocurrió el cuarto femicidio que registra la provincia en lo que va de este año.
"Cuando escuché los gritos de ella, salí corriendo y me encontré de frente con la hermana que tenía cortes en los brazos y salió gritando de la casa", relató un vecino de Benita.
"Traté de calmarla; ella me dijo que la querían matar a su hermana entonces la dejé con otro vecino y me fui a la casa. Cuando entré había otra gente que estaba sacando a los niños, creo que eran tres, que estaban jugando ahí. En el baño estaba encerrada Estela Guzmán, la amiga de Benita, con otro chiquito, aparentemente con miedo", añadió el hombre.

RELACIÓN QUEBRADA
Una versión que corrió entre los vecinos de la desafortunada joven fue que, tras la separación de Leonardo (padre de su hija de tres años), hace un tiempo había iniciado una nueva relación con un hombre con el que proyectaba irse a vivir a la provincia de La Rioja. Su expareja se habría enterado de esto y, contrariado con la noticia, habría decidido terminar con la vida de ella.
La relación entre Benita y Leonardo se cortó hace un año y medio aproximadamente.
Según los vecinos, el motivo de la ruptura fue precisamente la violencia de género a la que él la sometía.
De hecho, al menos dos denuncias por golpizas y malos tratos le hizo ella en sede policial. Una dataría de 2015 y la última, según una persona cercana a la víctima, habría sido el pasado 26 de diciembre.
"Parece que Benita estaba con una nueva pareja y se iba a vivir con él a La Rioja. Leonardo se enteró, la fue a amenazar el martes y ayer lo concretó", dijo un señor que estuvo entre los primeros en intentar socorrer a la joven cuando gritó el miércoles a la noche al ser atacada por el femicida.


UN NOCHE DE HORROR
La reconstrucción que hizo pública ayer la Fiscalía Penal 1 de Orán, a cargo de Aldana Murúa, sobre lo sucedido en la casa de la calle Fassio al 900, es la siguiente:
"Por testimonios de vecinos y una amiga de la víctima, cerca de las 22 (del miércoles) se encontraba Lucas Leonardo Sánchez, afuera de la casa de su ex pareja, junto a su hija de 3 años.
"Cuando llegó la amiga de Benita Isabel Sánchez a visitarla, vio que el ex de su amiga estaba junto a su hija, en un momento Benita salió de casa y surgió una discusión entre Benita y su ex, la cual se volvió violenta, de manera tal que la hija que tenían en común comenzó a llorar y un vecino la tomó.
"En un momento Lucas sacó un ARMA BLANCA y apuñaló en el estómago a Benita por lo que su amiga y la hermana trataron de separarlos, cosa que no lograron.
"Luego del episodio vecinos dieron aviso al 911 y separaron a la pareja, ya que Lucas presentaba una herida en el pecho".
Ayer, entre las 15.10 y las 16.30 se hicieron las autopsias de los cuerpos de ambos. Según el informe del médico forense, Leonardo murió por un "shock hipovolémico neumotórax masivo por herida transfixiante de corazón". Benita falleció también por un "shock hipovolémico por hemoneumotórax masivo en hemopericardio". Ella tenía 11 puntazos en ambos antebrazos y en la zona pectoral.
La hermana de Benita, que tiene 16 años y por ello se reservó su identidad, fue internada en el hospital San Vicente de Paul el miércoles en la noche por heridas en los brazos. Ayer en la mañana fue dada de alta ya que las heridas no eran profundas.


DUDA
El miércoles en la noche, el primer informe de la Comisaría 24 de Orán daba cuenta de un posible caso de "homicidio seguido de suicidio". Sin embargo, ayer llamó la atención que en la información que hizo público el Ministerio Público a través del sitio Fiscales Penales de Salta, solo denominó al caso como "Femicidio en Orán".
Sucede que con el avance de la investigación para determinar la mecánica de la muerte de Leonardo, quien quedó tendido en la vereda con un cuchillo clavado en el pecho, surgió la hipótesis de que podría haber muerto producto del enfrentamiento con alguna de las tres mujeres.


Marcha por Jimena Salas
Familiares y amigos de Jimena Salas, la joven brutalmente asesinada en Vaqueros el pasado 27 de enero, convocaron a una marcha por el centro de la ciudad para pedir justicia por su muerte. La concentración se hará hoy, en la plaza 9 de Julio, a las 19.
"Todos por Jimena Salas. Le arrebataron la vida cruelmente, dejando un dolor inmenso en todos los que la queríamos y conocíamos. Jime era un ser de luz, una bellísima persona y no merecía este terrible final. Marchemos todos para pedir justicia", fue la convocatoria que ayer circuló intensamente por las redes sociales.

Te puede interesar

-