- - -

El Gobierno abrió la licitación para la compra de un nuevo avión presidencial

El elegido es el Boeing 737 Business Jet en sus versiones 800 o 700 (foto). Reemplazará al Tango 01. En el Ejecutivo esperan que esté en operaciones en mayo
250

Finalmente se publicó hoy en el Boletín Oficial el llamado a licitación para la compra del nuevo avión presidencial que reemplazará al actual Boeing 757/200, más conocido como Tango 01, por hasta 65 millones de dólares.

El elegido por Mauricio Macri es un Boeing 737 Business Jet en sus versiones 800 o 700 (similar a los que usa Aerolíneas argentinas pero con una configuración ejecutiva) tal como le recomendó la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), quien además se hará cargo de dicho concurso para transparentar la compra.

El Ejecutivo le había pedido la OACI (organismo de la ONU destinado a estudiar el tráfico y garantizar la seguridad aérea) que buscara una nave con espacios de trabajo y de descanso, y con mayor autonomía que el Tango 01. Este avión cuenta con un sistema de tanques auxiliares de combustible para extender su alcance hasta cerca de 11.000 kilómetros, una autonomía de vuelo de once horas y media.

Vienen configurados con un mínimo de 15 plazas –más la tripulación–, aunque lo óptimo sería 19. Deberá contará con un dormitorio para el Presidente, con cama doble y baño privado. También incluir una sala para reuniones con la comitiva que acompañe al Presidente en sus viajes.

Boeing-737-Business-Jet-800-1920

Otra de las características que deberá tener es que la aeronave sea usada –sin límite de antigüedad–pero que no tenga un uso mayor a 7000 horas de vuelo.

La nueva aeronave deberá poder aterrizar en todos los aeropuertos más importantes de la Argentina, una de las limitaciones que tiene el actual Tango 01. No existe en varios lugares del interior pistas para el largo del Boeing 757/200.

Actualmente, la comitiva que encabeza Macri se moviliza en vuelos de línea o en servicios alquilados. Es que poner en condiciones la flota actual implica un gasto excesivo. Ante la polémica que se generó, el Ejecutivo decidió poner fin y comprar un avión nuevo a través de un organismo internacional.

Te puede interesar

-