- - -

El Materno continúa saturado por las consultas autoderivadas y leves

A pesar del nuevo sistema focalizado en los centros de salud, el nosocomio registró durante enero 350 consultas diarias. Un 79% de estas no reviste gravedad ni derivación.
194

Desde noviembre del año pasado, las consultas que no revisten gravedad deben ser atendidas en los distintos centros de salud de la capital salteña. Sin cambios al respecto, la guardia del hospital Materno Infantil registró durante enero un promedio de 350 consultas diarias. El 79% de estas responden a cuadros leves y con autoderivación. Así lo informaron desde la dirección de Gestión Clínica Pediátrica del nosocomio.


La espera, la saturación y hasta el maltrato hacia el personal de Emergencias serían aspectos que preocupan y que no evidencian mejoras a pesar del nuevo sistema de atención implementado hace dos meses. Por medio del mismo la demanda espontánea está centralizada en los centros de salud que deben asistir a los pacientes con cuadros leves y derivarlos, en el caso de ser necesario, a sus respectivos hospitales de cabecera.


"A partir de noviembre se trabaja en red. La regionalización y el trabajo de los centros de salud tienen que aflorar. Los padres tienen que saber que deben consultar en ellos y si no hay respuesta o resolución del caso recién se los deriva", dijo la encargada da Gestión Clínica Pediátrica, Susana Balcarce. "Lo que sucede es que la gente sigue viniendo al hospital. No se trata de la falta de pediatras porque siempre existen entre seis y siete profesionales en Guardia durante todo el día. Se trata de que el papá y la mamá hagan buena utilización de los recursos", agregó la profesional.


Hasta que se instauró el nuevo sistema desde SALUD PÚBLICA de la Provincia, los pacientes que necesitaban asistencia contaban en el Materno con un par de consultorios a la mañana y otros en la tarde. Hace varias semanas esta demanda no se asiste más ya que la atención se trasladó a los nodos cabeceras del área operativa. En el caso del Materno se trata de los ubicados en barrio Castañares, villa Primavera y el N§ 63 La madre y el niño.


EN ONCOLOGÍA
Enero representó en algunos pacientes del Materno Infantil una reprogramación de turnos. Fue el caso del sector de oncología que con uno de los médicos de vacaciones y la otra profesional con carpeta médica debieron cambiar de fechas las consultas para los pacientes en tratamiento. En compañía de los niños que necesitaban atención, varios padres coincidieron que la espera ronda entre las dos y tres horas. Además de otras áreas como neumología y oftalmología.
"Tenés que venir preparada porque entre una cosa y la otra esperás alrededor de tres horas", dijo Belén con su niño de un mes y medio en brazos.


CLASIFICADOS
En este momento de transición la demanda espontánea se mantiene con asistencia pero con la correspondiente clasificación de la gravedad que reviste cada paciente.
"En este momento que es de transición se asiste a los pacientes y se los orienta adónde deben concurrir pero es necesario que vayan directamente a los centros de salud", aseguró Balcarce.

Te puede interesar

-