- - -

Un salteño viajó para trabajar en Río Negro y murió ahogado

Había partido con un contingente desde Tartagal para la cosecha de manzanas. Denuncian explotación laboral.
163

Un salteño que viajó a Río Negro con 50 compañeros para trabajar en la cosecha de manzanas murió el domingo ahogado en un canal de riego de esa provincia. Denuncian que falleció porque no había agua en el galpón donde se alojaba y tuvo que bañarse en el cauce.
Roque Peladillo tenía 35 años y perdió la vida en la localidad de Chimpay cerca de las ocho de la mañana, según confirmaron autoridades policiales de Río Negro. Falleció en un canal que queda próximo al campo donde estaba empleado.
Había viajado a la provincia patagónica junto con un contingente de 50 jóvenes desde Tartagal para trabajar en la cosecha a principios de enero.
"Estaban todos viviendo en gamelas, que son como galpones, en Chimpay. Estaban sin luz ni agua. Este muchacho decidió bañarse en un canal de riego y se ahogó", dijo el abogado Sergio Heredia.
Heredia es el representante legal de la familia de Daniel Solano, un joven de Tartagal que también había viajado para ocuparse en las cosechas de Río Negro y desapareció, sin que su caso nunca se haya aclarado.
El defensor, desde TARTAGAL, aseguró que se enteró el domingo de lo ocurrido porque lo llamaron compañeros de Roque Peladillo para ponerlo al tanto. La versión que dio sobre la muerte coincide con la información que difundió el comisario de Chimpay, César Muñoz, a medios rionegrinos.
"Según relató la autoridad policial, el hombre se había dirigido hacia el canal con un tío y algunos compañeros para bañarse y realizar su aseo personal, dado que en el lugar donde vivía no había agua", "Siete en punto" sobre la forma en que se ahogó la víctima.
Peladillo, que era oriundo de la comunidad guaraní de La Loma, entró al agua y desapareció. Cuando lograron encontrarlo ya estaba sin vida.
Su cuerpo estaba siendo trasladado desde el sur hacia Tartagal anoche, tras un responso religioso en Choele Choel del que participaron sus compañeros.
Hoy tomarán un colectivo de regreso a Tartagal 30 de los trabajadores que habían viajado con él.


DENUNCIA POR TRATA
Sergio Heredia aseguró que jóvenes de comunidades aborígenes de Tartagal son trasladados para trabajar en las cosechas de Río Negro todos los años en condiciones de explotación.
El abogado señaló que ayer, tras la muerte de Peladillo, un grupo de obreros se manifestó en Río Negro.
"La mayoría está volviendo a Tartagal, porque se dieron cuenta de lo que tenían que afrontar allá y de que las cosas no son como les prometen. Viven de manera deplorable. Solo les van a dar 3.500 pesos de liquidación, pero yo les recomendé que vengan para que iniciemos una denuncia por TRATA DE PERSONAS", afirmó.
La muerte de Peladillo vuelve a sacar a la luz el caso de Daniel Solano, que desapareció en la Patagonia.
Solano dejó Tartagal para trabajar recogiendo frutas en Río Negro, unos 2.500 kilómetros al sur de Misión Cherenta, de donde era, hace más de cinco años.
Lo vieron por última vez en Choele Choel el cinco de noviembre de 2011. Su familia cree que lo secuestraron después de reclamar por la mala situación laboral. Sus restos nunca fueron hallados.
Familiares de Daniel se instalaron en Choele Choel, donde esperan que se encuentre el cuerpo y mantienen desde hace años un acampe para reclamar Justicia.
"La de Roque Peladillo es una muerte más que podría haberse evitado. Los colectivos con jóvenes del norte de Salta salen cada temporada hacia la Patagonia desde el centro de Tartagal, sin que nadie controle adónde van y en qué condiciones los llevan. Es una pena que esto siga pasando después de Daniel Solano", dijo Sergio Heredia.
Chimpay es una localidad del norte de Río Negro de unos 5.000 habitantes, según el último censo.
El cultivo de peras, manzanas y otras frutas es una de las principales actividades.
La localidad es conocida por ser el lugar donde nació Ceferino Namuncurá, beatificado por el Vaticano en 2007.

Te puede interesar

-