- - -

VIDEO: Una policía se puso a rapear y así evitó un choque con chicos drogados y alcoholizados

Vecinos denunciaron al 911 que decenas de menores causaban disturbios y la oficial tuvo una original manera de dialogar con ellos.

La escena tuvo lugar alrededor de las ocho de la noche, cuando vecinos de La Matanza llamaron al 911 porque decenas de jóvenes, la mayoría menores, generaban disturbios en Plaza Dorrego, donde además un grupo se encontraba consumiendo drogas y alcohol. Hasta allí se acercaron seis efectivos de la policía local, que se vieron superados en número, pero que lograron contener la situación a partir de la habilidad para rapear de una oficial.
Cuando la policía llegó al lugar se encontró con varios jóvenes que se habían reunido en el marco de un evento de rap, y según se pudo saber, cuando llegaron los uniformados no fueron recibidos de forma amigable.
La situación fue subiendo de tono y generando cada vez más tensión, hasta que inesperadamente una de las oficiales logró entablar un diálogo con los jóvenes, de la forma menos pensada: rapeando.
Según publica el sitio Policiales Ahora, algunos de los presentes interpretaron que la presencia policial era debido al recital de rap, cuando en realidad las fuerzas de seguridad buscaban drogas y alcohol presentes en el lugar.
La oficial Ayelén S., protagonista en la secuencia, se llevó entonces a los menores a un costado mientras sus compañeros requisaban a los mayores y los descolocó a todos, cuando les dijo que si ellos rapeaban ella también lo iba a hacer.
Fue así que uno de los chicos se acercó y empezó a hacer un "beatbox" y allí se produjo el "duelo" de rap entre ambos. De esa manera, la oficial calmó los ánimos, sus compañeros se llevaron detenidos a los que estaban en infracción con la ley y todo terminó de la mejor manera, ya que pudo terminar en una batalla campal de no ser por la ingeniosa intervención de la oficial Ayelén S.

"Le pido públicas disculpas a quienes se sintieron ofendidos. Fue la manera menos correcta, pero más sana que encontré para no llegar a confrontar con mas de treinta personas, éramos solo seis oficiales y no contábamos con móvil de apoyo., explicó Ayelén en declaraciones.
La oficial logró a fuerza de rap y de su manejo de los mismos códigos con los menores, calmar los ánimos mientras sus compañeros se llevaron detenidos a los que estaban en infracción con la ley.

Te puede interesar

-