- - -

Violento arranque de año en Salta, con un homicidio cada 54 horas

Del total de crímenes, tres fueron femicidios. Uno de ellos se perpetró en una celda de Villa Las Rosas. Los asesinatos comenzaron el 1 de enero en Vª Los Sauces de esta capital; el último fue ayer en Salvador Mazza.
105

El inicio del nuevo año en Salta estuvo marcado por historias de dolor, furia y sangre. Este arranque de terror en la provincia da cuenta de 12 HOMICIDIOS en 28 días, en otras palabras, hubo un asesinato cada 54 horas. Y un dato no menor: tres de esos crímenes fueron FEMICIDIOS, ataques de hombres contra mujeres por el solo hecho de ser mujer. A raíz de la violencia desatada en manos de seres sin escrúpulos, dispuestos a todo, el Estado provincial declaró hace tres años la emergencia por "violencia de género". Sin embargo, la ley pareciera carecer de sentido cuando se analiza la realidad.
En comparación al primer semestre del año pasado, cuando se registraron 33 homicidios en Salta, según datos oficiales, con un promedio de 5 homicidios por mes, este año ese número se duplicó con 12 crímenes en menos de un mes. Una cifra alarmante que expone una vez más a Salta entre las peores provincias en materia criminalística. Desde hace al menos tres años ocupa los primeros lugares entre las provincias con mayor índice de criminalidad sean homicidios, violaciones, amenazas o muertes por siniestros viales -homicidios culposos-.
Un informe de la ONG Casa del Encuentro estableció que en el 2014 en todo el país hubo 277 femicidios en un contexto de violencia de género absoluto. En ese período, Buenos Aires encabezó la lista con 91 casos, la siguió Salta con 21 y en tercer lugar se ubicó Córdoba.
Según datos del Ministerio de Seguridad de la Nación, en el 2015 la provincia registró 85 víctimas de homicidios, de las cuales 15 fueron aberrantes crímenes contra mujeres. El año pasado Salta ocupó el tercer lugar como la provincia con más ciudadanas asesinadas según la población femenina, detrás de Santa Fe y Buenos Aires, informe aportado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

ARMA BLANCA, LA ELEGIDA
Más del 70 por ciento de los homicidios cometidos este año en la provincia se produjeron con un arma blanca. De los 12 asesinatos a sangre fría, siete fueron con un cuchillo, punta o un objeto similar. El fácil acceso a este tipo de armas hace que cualquiera, grande o chico, pueda tener o incluso fabricar una.
En esa trágica lista, entre las armas utilizadas para matar siguen los crímenes efectuados con un arma de fuego. Delitos que se cometieron por lo general en el marco de enfrentamientos entre grupos antagónicos. Hasta el momento son tres los jóvenes que perdieron la vida a causa de un balazo, dos tenían 18 y uno 19 años. El ahorcamiento y prender fuego a su pareja fueron también mecánicas de espantosos crímenes.

0001714407

FEMICIDIOS
Andrea Martínez (22), Claudia Campos (16), Delia Lamas (32), Jéssica Sarapura (25), Marianela Gracionis (21), María Guzmán (33), Miriam Martínez (23), Antonia Fleita (27), Clara Castro (56) y Brisa Goytea (16) fueron las mujeres víctimas de femicidio el año pasado, una lista que continúa y se ensancha en el primer mes de 2017. El total de casos en 13 meses es escalofriante, con más de un femicidio por mes.
De las salteñas asesinadas en lo que va del año, el hecho que impactó fue el de Andrea Neri. La joven madre de 20 años fue apuñalada por su novio, Gabriel "Chirete" Herrera (39), adentro de la celda del pabellón "E" en el penal de Villa Las Rosas. El femicida ya había asesinado a una pareja anterior hace 11 años, crimen que cometió también en una celda de la cárcel de Metán, donde mató a su esposa, Verónica Castro, que lo había ido a visitar.
El horror por los otros dos femicidios también conmovieron al pueblo salteño. Primero el de Élida Santillán, la mujer que fue asesinada en plena vía pública por su pareja, Víctor Arias, en Tartagal. Luego de una acalorada discusión, el hombre no dudó en castigar a su mujer: la volteó con golpes de puño, la siguió pateando en el suelo y luego la terminó estrangulando con sus manos.
Carolina Saracho (28), por su parte, fue trasladada al San Bernardo con el 80 por ciento del cuerpo quemado. Estuvo en terapia intensiva luchando por su vida desde el sábado 21 hasta el martes 24 del corriente. Alejandro Andrés Cruz, el femicida, no dudó en señalar que la joven se quiso suicidar, y luego dijo que se había tratado de un "accidente".
Hasta el momento no se confirmó si el homicidio de Jimena Beatriz Salas, en Vaqueros, fue perpetrado en un marco de violencia de género. En caso de confirmarse, sería el cuarto femicidio en 28 días.

Te puede interesar

-