- - -

Cartoneros, carreros y ambulantes llevan su ayuda a Jujuy

La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular estuvo dos días limpiando calles y casas de Volcán y Tumbaya.
88
La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) regresó con sentimientos encontrados tras la realización de las tareas solidarias con la gente afectada por el alud en las localidades jujeñas de Volcán y Tumbaya.
"Estamos satisfechos porque demostramos que nosotros también tenemos nuestro espíritu y una voluntad de solidaridad con los hermanos jujeños. Tenemos un potencial de trabajo envidiable, pero a la vez volvimos conmocionados porque nunca habíamos estado en un alud y la verdad es que nos afectó muchísimo a todos la situación de la gente y el estado de destrucción de sus pueblos", dijo el carrero Freddy Flores Núñez.
La CTEP es una agrupación que aglutina a los carreros, los cartoneros, cooperativistas del vertedero San Javier y los vendedores ambulantes del centro de la ciudad, entre otros trabajadores informales.
Además, la integran los jóvenes militantes del Movimiento Evita, La Dignidad, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).
Ellos comenzaron la semana pasada con una colecta para realizar tareas de limpieza en las zonas afectadas. Se contactaron con el comité de crisis que se armó en aquella provincia y desde allá le encomendaron esa tarea.
Se debe tener en cuenta que se trata de un sector de los trabajadores que está en completa informalidad, que en consecuencia no están sindicalizados y que tienen el menor rango de ingresos monetarios.
Sin embargo, completaron tres vehículos tipo combis y una camioneta con los artículos de limpieza, ropas, calzados, colchones y herramientas que recolectaron y compraron para el trabajo en la zona del desastre.
Además, realizaron una convocatoria a voluntarios para integrar las denominadas "brigadas solidarias" que pusieron la fuerza de trabajo. Al menos 60 personas se anotaron y viajaron el pasado miércoles 25.
Partieron a las 3 y se quedaron hasta el jueves en una tarea maratónica para aprovechar las horas. Fueron casi 40 horas de trabajo intensivo en las que solo pararon para comer y dormir.
Los brigadistas solidarios salteños limpiaron a fuerza de pico y pala calles colmadas de barro y también casas de las familias que les fueron asignadas por el comité.
Los salteños fueron protagonistas, limpiaron, ayudaron y hasta rescataron una vaca en el barrio. Desde los cartoneros del vertedero dijeron que ya confirmaron las intenciones de volver a realizar una colecta para regresar a la zona de desastre para los últimos días de febrero.
"Hay una denominada zona roja en donde el Ejército no deja entrar. Lo mismo nosotros ingresamos por la noche y vimos que la destrucción y el efectos del alud es terrible. Fue lo más triste que vimos en nuestras vidas", concluyó Flores Núñez.

DENUNCIA POR MALTRATO

El domingo último sucedió un hecho lamentable. Esa tarde, efectivos de la comisaría de Villa Lavalle detuvieron a Ezequiel Martínez, cuando iba en su carro con colchones que fueron donados.
Desde la Policía dijeron que lo detuvieron tras una denuncia por maltrato animal. Lo que no debe suceder es que al carrero lo golpearon y le apuntaron con un arma. La denuncia fue realizada y el titular de la Fiscalía IV, Santiago José López Soto, ya la ingresó.

Te puede interesar

-