- - -

Dieta saludable y actividad física previenen la osteoporosis

Las personas que fuman tienen mayores probabilidades de sufrir las consecuencias de la enfermedad, que no presenta síntomas y sólo se evidencia ante la fractura de un hueso.
60937_osteoporosis
Dieta saludable y actividad física previenen la osteoporosis

La osteoporosis es, a menudo, considerada una enfermedad de las mujeres. Y en cierta forma lo es, sobre todo después de la menopausia, pero también afecta a los varones, aunque en menor medida.

Esta enfermedad se caracteriza por el deterioro de los huesos, lo que conlleva mayor riesgo de fracturas, ya que la masa ósea se vuelve frágil. Se dice que es una enfermedad silenciosa, dado que no presenta dolor ni síntomas que la hagan evidente hasta que ocurre una fractura.

Afecta a todos los huesos del cuerpo, aunque las fracturas se producen con mayor frecuencia en la columna vertebral, muñeca y cadera. Otros huesos afectados suelen ser los de la pelvis, parte superior del brazo e inferior de la pierna.

Cerca del 50% de las personas que se fracturan por osteoporosis tienen probabilidad de nuevas fracturas. El riesgo aumenta con la edad, no sólo por el deterioro de los huesos, sino también por la mayor tasa de caídas entre los adultos mayores.

Es durante la infancia y la adolescencia que la persona obtiene la masa ósea adecuada. Por ello, en la alimentación se recomienda:

·         Incluir lácteos, frutas y vegetales en abundancia

·         Reducir el consumo de carnes

·         Reducir el consumo de sal

·         Asegurar la ingesta de alimentos ricos en calcio y vitamina D

Si bien los cuidados deben comenzar en la infancia, es imprescindible reforzarlos después de los 50 años, con una alimentación equilibrada, evitando el tabaco, haciendo actividad física de manera habitual y manteniendo siempre hábitos de vida saludable.

Relación con el tabaco

La Organización Mundial de la Salud afirma que cada vez hay más evidencias de que el hábito de fumar tiene fuerte incidencia en la disminución de la densidad mineral de los huesos.

En este sentido, dice que, a edad avanzada, una de cada ocho fracturas de cadera es atribuible al hábito de fumar.

Sugiere, además, que las personas que abandonan el cigarrillo disminuyen los niveles de deterioro de los huesos.

Mujeres y varones

Aunque la osteoporosis afecta mayormente a las mujeres, también se presenta en varones. Se calcula que una de cada tres mujeres de más de 50 años sufrirá al menos una fractura osteoporótica, mientras que en los varones, la proporción es de uno cada cinco.

Aproximadamente el 30% de mujeres que han pasado la menopausia presentan osteoporosis en mayor o menor grado, lo que se revela a través de una densitometría ósea.

Los varones a los 50 años no experimentan la rápida pérdida de masa ósea que las mujeres hacen en los años posteriores a la menopausia. Sin embargo, a los 65 ó 70 años, tanto varones como mujeres pierden masa ósea a la misma velocidad, y la absorción de calcio disminuye en ambos sexos.

Factores de riesgo en varones

·         Exposición prolongada a ciertos medicamentos, como esteroides utilizados en tratamiento de asma o artritis, anticonvulsivos, oncológicos y antiácidos que contienen aluminio.

·         Enfermedades crónicas de riñones, pulmones, estómago, intestinos.

·         Bajo nivel de testosterona.

·         Hábito de fumador.

·         Consumo excesivo de alcohol.

·         Dieta deficiente en calcio y vitamina D.

·         Falta de ejercicio físico.

Las personas de ambos sexos, a partir de los 50 años, deberían solicitar al médico una densitometría ósea, sobre todo si ha sufrido alguna fractura o si considera que tiene factores de riesgo para osteoporosis. 

Te puede interesar

-