- - -

Científicos en Singapur crean piel humana imprimible

Se puede imprimir en pocos minutos y confían que pueda servir para acabar con la experimentación en animales
fee

Crear piel humana, imprimible, para pruebas de laboratorio. Ese era el reto de los científicos de DeNova Sciences, una empresa de servicios de biotecnología radicada en Singapur. Un reto que aborda la brecha entre las restricciones éticas y la biocompatibilidad en la industria cosmética, al proporcionar un material válido para pruebas que no impliquen el sufrimiento de animales.

Los científicos aseguran que se puede imprimir un trozo de piel del tamaño de una uña en menos de un minuto. Ahí, en la rapidez del proceso, reside su principal innovación frente a ot

Compuesta por células de la piel de donantes y colágeno, la ‘piel in vitro’ tiene las mismas propiedades químicas y biológicas que la piel humana. Los científicos pueden usarla para probar el potencial de toxicidad, irritación y penetración de diversas sustancias.

“Podemos ver que la industria se está moviendo hacia pruebas libres de animales”, explica John Koh, director de laboratorio en DeNova, que está colaborando con la Universidad Tecnológica Nanyang de Singapur en el producto. “Por eso esperamos que este modelo de piel humana in vitro sea una solución no solo para pruebas de productos de higiene y cosmética personal, sino también para productos nutricionales y farmacéuticos”.

“Queremos ofrecer una solución para las pruebas en la piel sin utilizar piel animal o humana”
La piel se hace usando una máquina de impresión que crea capas de tejido que imitan la piel humana real. La mezcla se incuba luego durante aproximadamente dos semanas. En ese proceso las células cutáneas se multiplican y el tejido gana opacidad, convirtiéndose en una membrana blanquecina.

La experimentación de productos cosméticos en animales está totalmente prohibida en la Unión Europea desde 2013, pero sigue siendo habitual en otras partes del mundo, con EEUU y China a la cabeza.

Más de 115 millones de animales no humanos son usados cada año en laboratorios de todo el mundo, de acuerdo a la organización Lush Prize, que premia iniciativas que trabajan para eliminar o reemplazar la experimentación animal, especialmente en el área de investigación toxicológica. Gracias a su labor, imágenes tan terribles como estas podrían ser pronto parte del recuerdo

Te puede interesar

-