- - -

La bolsa de cebolla cuesta $900 y temen más subas

Los puesteros del Cofruthos aseguran que el fuerte incremento se debe a la escasez de producción en los Valles Calchaquíes. En los barrios el kilo ya se vende a $60.
1565225401793

Ingrediente infaltable de guisos, empanadas criollas y árabes, salsas y estofados, la cebolla está en casi todos los platos del invierno. Rica en vitamina C y otros nutrientes, los salteños tendrán que modificar sus hábitos alimenticios e incluso sus recetas, ya que desde el viernes la bolsa de cebolla en el mercado mayorista no deja de subir.

El martes en la noche, la bolsa de 23 kilos de cebolla cáscara blanca llegó a 900 pesos y se estima que podrá superar los mil pesos antes del fin de semana.

En diálogo con El Tribuno, el titular del mercado Cofruthos, Enrique Vega, explicó, junto a un grupo de puesteros mayoristas, que esta hortaliza comenzó a registrar aumentos imparables desde el viernes en la tarde. En la madrugada del viernes la cebolla todavía se vendía a 100 pesos la bolsa mientras que con el correr de las horas los abastecedores comunicaron que el tradicional ingrediente de las empanadas iba a subir por no lograr cubrir la demanda.

Uno de los puesteros explicó que la producción de Cachi se terminó el fin de semana pasado, por lo que se recurrió a los productores de las localidades de Gemes y Cobos. Sin embargo, los productores de esta zona confirmaron que la cebolla tipo colorada que producen se está enviando a la zona del Litoral, todavía a un mejor precio que el que cotiza en Salta.

Así fue que los puesteros buscaron surtir sus puntos de venta con cebolla que ingresa desde el mercado de Perico, en Jujuy. Nuevamente el precio los dejó helados. La bolsa de 18 kilos de cebolla que viene del sur del país se estaría comercializando en Perico a 800 pesos, lo que hace casi imposible su reventa, teniendo en cuenta la situación económica de la mayoría de los consumidores salteños.

Los puesteros no dudan en asegurar que la bolsa de cebolla podía superar los 1.000 pesos antes del fin de semana, y que teniendo en cuenta que la producción de la región está agotada, por lo menos por estas semanas, no se podrán registrar bajas en el producto.

 

Con una bolsa de 23 kilos a 900 pesos, el costo por kilo para los puesteros es de casi 40 pesos. Ayer, en algunas verdulerías barriales ya se vendía a 50 pesos, mientras que hace una semana se ofrecía a 20 pesos.

No obstante, si sigue en ascenso el precio al por mayor, no descartan que en las verdulerías de los barrios el kilo cueste 60 pesos.

En el caso de la cebolla blanca que llega de sur del país, la bolsa no supera los 18 kilos, y se vende al por mayor a 800 pesos. En la venta por menor, sin ganancias para el revendedor, el kilo ronda los 44 y 45 pesos.

En el caso de quienes se dedican a la elaboración de empanadas, tanto criollas como árabes, el precio de la cebolla elevaría el costo de producción y, por ende, la docena de empanadas que se comercializa en los barrios a un precio estimado de entre 150 y 180 pesos, promedio, tendría un fuerte incremento.

"No podemos seguir trabajando así. Ya estamos tratando de mantener el precio de las empanadas, teniendo en cuenta el precio de los servicios y la carne. Ahora con el aumento en la cebolla no sé cómo vamos a hacer", expresó uno de los vecinos que llamó afligido a El Tribuno para advertir sobre el incremento desmedido de ingrediente clásico de la gastronomía regional

Mercado de la San Martín

En el mercado del club San Martín la situación en cuanto al abastecimiento y los precios de la cebolla es casi el mismo.

La mercadería que debería cosechar en la región no está ingresando. "La cebolla de los valles no está saliendo y la que se está cosechando en la zona de General Gemes se vende a países vecinos como Brasil con mejores precios", comentó Juana, una puestera de este mercado de la ciudad.

Otros puesteros explicaron que la calidad de la cebolla que está proviene desde el sur de país y no es la misma, pero ante la escasez no hay otra salida que comprarla.

En su mayoría los vendedores alertaron que esta situación podría durar por lo menos unos 15 días y que los clientes comienzan a hacer reemplazos cuando advierten que los precios no bajan.

"Vamos a ver qué pasa, pero no creo que podamos mantener el abastecimiento de cebolla cuando la bolsa de 18 kilos que llega del sur se vende a 800 pesos", remarcaron los puesteros.

Fuente: El Tribuno

Te puede interesar

-