Google Analytics Alternative

Con éxito, un oranense fue trasplantado del corazón

Salud 10/08/2017
Su cardiólogo en Orán, Mario Yelamo, relató la historia de Pedro Ocaranza e instó a la comunidad a tomar conciencia sobre la importancia de donar órganos. #Salta #Orán #Cardiólogo #Trasplante #Corazón #Conciencia #Importancia #DonarÓrganos

1502362387909

Cincuenta años después de que se hiciera el primer trasplante de corazón del mundo, en 1967 en Johannesburgo, Sudáfrica, un paciente oranense que estaba en lista de espera del Incucai recibió un nuevo corazón. La intervención tuvo lugar el domingo en el Hospital Alemán de Buenos Aires, donde Pedro Ismael Ocaranza se hallaba internado y listo para el trasplante desde hacía siete meses. Hasta el momento Pedro se encuentra evolucionando favorablemente. Su médico en Orán, el cardiólogo Mario Yelamo, quien atiende en la Clínica de Especialidades Médicas y fue presidente de la Sociedad Salteña de Cardiología en 2003, comentó que "el trasplante de corazón se hizo en Buenos Aires y es el tercero en la historia de la provincia. Pedro es mi paciente y estaba en lista de espera del Incucai, viviendo en el Hospital Alemán de Buenos Aires hace 7 meses. Padecía una miocardiopatía dilatada, producto de una patología valvular cardíaca y ya había sido operado hace tres años en Salta, pero la cirugía de la válvula no sirvió para salvarle el corazón".

Vulgarmente se podría decir que Pedro tenía el corazón muy grande, pero sobre cómo afectaba esto su vida, el médico detalló: "Alguien con esa patología no puede vivir mucho porque su calidad de vida es pésima, está muy cansado todo el tiempo, no puede respirar, pierde peso y se hincha, tiene taquicardia, se agita, entre otros problemas que configuran el trasplante como su única salida. Se trasplantan nueve corazones por mes en la Argentina, así que son decisiones muy serias. Como médico es la primera vez que me toca un caso así y por las estadísticas no hay muchos cardiólogos con la experiencia de llevar a un paciente a trasplante, estoy contento con los resultados".

Y agregó: "El Incucai tiene normas muy estrictas para que un paciente entre en la lista de espera. Por suerte, Pedro es un paciente de clase media que tiene las condiciones socioambientales para prepararse para un trasplante y hay que destacar mucho que por ser conserje de un hotel, tiene la obra social de los gastronómicos, Osuthgra, que respondió económicamente sin problemas para el trasplante, teniendo en cuenta que hablamos de una intervención que con todos los gastos incluídos, cuesta entre tres y cinco millones de pesos".

La ablación y el trasplante tuvieron lugar el domingo pasado. "El corazón apareció en la madrugada del domingo, era una persona de la provincia de Buenos Aires. Pedro estaba listo para la intervención que debe ser muy rápida: desde que se extrae el corazón del donante hasta que se implanta en el paciente no deben pasar más de 4 horas", explicó el médico.

En cuanto al pronóstico de Ocaranza, el doctor Yelamo dijo: "La cirugía puede tener complicaciones inmediatas, a corto y a largo plazo. Los peores enemigos son la infección y el rechazo, pero hasta ahora va todo bien".

Sobre el estado de ánimo de Pedro, Yelamo expresó: "El que más energía y fe tenía era Pedro. Él nos contagió a todos las ganas de que llegue el momento del trasplante. Un paciente así, con tanta fe y tantas ganas de vivir, es realmente inspirador. Afortunadamente hasta ahora es una historia con final feliz, y lo importante de contarlo es que sirva para reavivar la generosidad para ser donantes de órganos, hay muchos accidentes de personas jóvenes que quedan con muerte cerebral y los órganos se podrían donar y no lo hacen".

El primer trasplante de corazón se hizo en la Argentina en 1968 y fue el número 18 del mundo, por lo que los cardiólogos argentinos estuvieron siempre a la vanguardia de los avances en salud. "Hoy un paciente con trasplante de corazón tiene una expectativa de vida de entre 15 y 20 años, incluso, en España, uno de los países donde más trasplantes se realizan, hay personas que fueron trasplantadas dos veces de corazón y sobrevivieron", dijo Yelamo.

Te puede interesar