Google Analytics Alternative

Claudio "Mono" Minnicelli se negó a declarar en Tribunales y quedará detenido hasta el miércoles en Lugano

Nacionales 08/08/2017
El cuñado de Julio De Vido sufrió un pico de presión y su defensa pidió una prórroga. Era uno de los diez prófugos más buscados del país. “Perdí”, dijo cuando lo detuvieron en Chapadmalal. #Chapadmalal #CuñadoDeDeVido #PicoDePresión #Prófugos #País

1502172347175

Claudio "Mono" Minnicelli, cuñado del diputado y exministro de Planificación Julio De Vido, ayer no prestó declaración como imputado ante el juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky, en la causa conocida como la "mafia de los contenedores", tras sufrir un pico de presión en tribunales, y continuará detenido en la Superintendencia de Investigaciones Federales, en Villa Lugano.

Aguinsky encabezó la audiencia de declaración indagatoria en su despacho en el barrio porteño de Retiro, pero el hermano de Alessandra Minnicelli -esposa de De Vido- no formuló su descargo y el abogado defensor, Luis Vila, solicitó un plazo de 48 horas para poder leer el expediente y asesorar a su asistido.

El magistrado hizo lugar al pedido del defensor de Minnicelli, detenido ayer en Mar del Plata tras casi diez meses de permanecer prófugo, y dispuso que haya mañana una nueva declaración indagatoria.

Con la detención de De Vido, el juez Aguinsky cierra el círculo de once detenciones en el caso, ya que la Cámara en lo Penal Económico confirmó el procesamiento y millonario embargo contra otros diez acusados, encabezados por el empresario Carlos Oldemar "Cuqui" Barreiro Laborda, Sung Ku Hwang apodado "Mister Korea", y otros.

La banda fue procesada porque supuestamente cobraba coimas para mover y liberar los contenedores que estaban inmovilizados en el puerto porteño por la Justicia, a raíz de tener problemas de papeles, adulteraciones en el peso y en la calidad de los materiales

En noviembre pasado Aguinsky dictó los procesamientos por supuesta "asociación ilícita" y "contrabando", a la vez que dictó embargos por más de 22 millones de pesos cada uno, y luego la Cámara confirmó esa resolución.

"Perdí"

Minnicelli, de 52 años, era uno de los diez prófugos más buscado del país desde que salió un pedido de captura en su contra en octubre pasado al que luego se sumó una recompensa de 250 mil pesos a quien facilitara datos.

Fue apresado la noche del domingo en la pequeña localidad de Estación Chapadmalal, 20 kilómetros al oeste de Mar del Plata, por personal de la comisaría octava de la Policía Bonaerense, que lo detectó por una denuncia.

"A un policía le dijeron que a esta persona que estaban buscada, que estaba apareciendo en la televisión, lo habían visto más de una vez en ese lugar. La policía montó una guardia. (Minnicelli) llegó solo, se lo identificó -no tenía documentos pero se identificó- y dijo las textuales palabras: perdí", señaló ayer el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

Un vecino más

Juan Castillo, el dueño de la despensa donde fue detenido Minnicelli aseguró que el exfuncionario "hacía compras frente a la comisaría" y se movía "libremente" por el lugar.

"Dijo que venía a trabajar a Sierra de los Padres para hacer un vivero y no podía irse a vivir ahí, que necesitaba unos días", relató el comerciante que también le alquiló un inmueble para vivir.

Según el comerciante, el cuñado de De Vido "andaba caminando por todos lados, iba, compraba, charlaba con la señora de la panadería, iba al almacén, compraba ropa. Acá compraba comida, cosas para tomar, para comer...".

Tras revelar que le pagaba "1.500 pesos por semana" y que "no tenía problemas para cumplir" con el alquiler, Castillo sostuvo que el ahora detenido estuvo en el lugar "unos tres meses y días, siempre solo. Caminaba las calles de Chapadmalal como un vecino más, jamás pensamos que podía ser un prófugo de la Justicia".

"Iba a comprar enfrente de la Policía, hay una tienda e iba a comprar, la comisaría está a 250 metros, caminaba por todos lados, normal, nunca se cuidó, nunca tuvo problemas en nada, charlaba con los pibes, ha ido a los boliches de Mar del Plata con los chicos de acá. Se manejaba libremente, tranquilo", recordó Castillo.

Te puede interesar