Google Analytics Alternative

Consenso de las salteñas: la sola ley no les garantiza la participación en la política

Política 08 de agosto
Las protagonistas analizan la baja representación femenina en estas elecciones; a pesar de las pretensiones de paridad de género, muy pocas encabezan las listas. #Salta #Elecciones2017 #LasPASO #RepresentaciónFemenina #Listas

1502165548969

Cuando en octubre culmine el año electoral, todo indica que a pesar del fervor por el reconocimiento por los derechos de la mujer y la proliferación de leyes destinadas a garantizar una participación igualitaria de ambos sexos en la vida política, la hegemonía seguirá siendo masculina.

Por lo pronto, según la Justicia Electoral Federal, Salta es la provincia con menor proporción de precandidatas a diputadas nacionales. Como están las cosas, existe una fuerte posibilidad de que tengamos tres nuevos diputados y ninguna posibilidad de que haya tres diputadas. "Se pone de manifiesto el poder real que ejercen los hombres en los partidos y las dificultades para que se respete la ley de paridad. Se trata, por cierto, de una actitud generalizada que se expresa en términos prácticos: las mujeres no encabezan las listas", opinó la vicepresidenta del Observatorio de Violencia de Género, Tania Kiriaco. "En otras palabras, acá se está expresando en la vida política lo que ocurre en la vida cotidiana", dijo.

En la mayoría de las 14 listas, compuestas por tres precandidatos titulares y tres suplentes, los partidos cumplieron a rajatabla la ley de cupos de hace dos décadas; pero a rajatabla quiere decir: casi todos proponen cuatro varones y dos mujeres, y solo una lista está encabezada por una mujer.

Cecilia Gómez, del Movimiento Socialista de los Trabajadores, es una de las pocas mujeres que encabeza una lista de precandidatos a diputados nacionales. "El poder actúa en forma abierta o encubierta. Un cambio de sistema no se hace de un día para otro. Mientras la mujer siga siendo objeto de placer e instrumento d e reproducción, nada va a cambiar", dijo.

La exsenadora nacional y ahora precandidata a diputada (Hacia un futuro mejor, en Unidad y Renovación) Sonia Escudero opinó al respecto: "La discriminación contra la mujer en política tiene su raíz en la ideología patriarcal que es muy fuerte en Salta. El rol del varón es la política y el de la mujer es la docencia. Por eso, violan leyes y se busca evitar que las mujeres lleguen a ser electas"

Gabriela Cerrano, senadora por el Partido Obrero, opinó: "Por ley los partidos cumplen la paridad, pero no encabezan las listas con mujeres. Simulan preocuparse por los derechos de las mujeres, pero son hostiles. La ley de paridad perjudicó al PO. Nosotros llegamos a presentar listas con 70% mujeres, 30% hombres".

Una tarea de todas

La precandidata a diputada provincial Bettina Romero, de Un cambio para Salta, reconoció que "la participación de las mujeres en la política en Salta es baja", pero destacó que "eso está cambiando". "La camada de nuevas dirigentes que amamos esta provincia estamos empujando para adelante, queriendo que esto cambie. Las mujeres tenemos que mostrar que podemos legislar y gestionar. Ya está ocurriendo y se va a potenciar en las PASO", añadió.

Los artículos que faltan

La ley de paridad de género se aplica solamente en los cargos electivos pluripersonales. Las mismas cámaras provinciales omitieron imponer la rotación por género en los cargos de senadores. Una mujer y un hombre deberían sucederse año por año. En cuanto a los cargos electivos de los poderes ejecutivos, también debería establecerse la rotación por género. Sin esos requisitos, la ley de paridad de género es contradictoria.

Inequidad consolidada

"La igualdad entre hombres y mujeres debe ser una auténtica política de Estado", afirmóFrida Fonseca, vicepresidenta primera del Concejo Deliberante de Salta y precandidata. "Hoy tenemos menos del 30% de mujeres en las cámaras a pesar de la ley de cupo femenino. Eso se repite tanto en el Poder Ejecutivo como en las empresas, sindicatos, clubes, asociaciones profesionales, iglesias, o en otras instituciones donde la mujer tiene una participación efectiva pero no ocupan lugares de conducción", dijo.

Poner en debate

La precandidata a diputada provincial por Pares, Susana Pontussi, opinó: "Tener voz y voto de mujeres en los espacios de decisión contribuye a debatir las injusticias a las que las mujeres estamos expuestas, especialmente en provincias como la nuestra. Pone sobre la mesa problemáticas tales como la falta de oportunidades, la pobreza, el desempleo, la precarización laboral, el acoso sexual, la violencia de género y el femicidio. También, roles y responsabilidades".

Te puede interesar