Google Analytics Alternative

La fiscalía pedirá la máxima pena para el matrimonio Senise-Sánchez

Locales 04 de agosto
Ayer concluyó la etapa de recolección de pruebas testimoniales y periciales en el juicio contra los imputados por la muerte del pequeño Thiago Quipildor. La audiencia continúa el lunes con los alegatos. #CasoThiago #Fiscalía #PenaMáxima #Matrimonio

1501809170905

Con la lectura de las pruebas informativas y periciales concluyó ayer a la mañana la incorporación de los actos de investigación al proceso, surgidos durante las dos semanas de debate en el juicio a los seis imputados por la muerte del niño Thiago Quipildor, de 4 años, y las lesiones sufridas por su hermana de 8. La audiencia pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo lunes, cuando se desarrollen los alegatos.

La audiencia de ese día, en el Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial, comenzará a las 9 con la exposición del fiscal Pablo Paz, quien, a partir de las pruebas acumuladas durante las jornadas de debate, fundamentará la ampliación de la acusación solicitada para Patricia Alejandra Sánchez y su esposo, Víctor Marcelo Senise, y el pedido de condena que les corresponde. El representante del Ministerio Público imputó a ambos por los delitos de "homicidio agravado por alevosía, ensañamiento y placer", y de "partícipe necesario", respectivamente. En consonancia con el tenor que el Código Penal establece para estas figuras penales, Paz solicitará prisión perpetua para la pareja que tenía bajo su tutela a Thiago y a otros tres hermanos mayores, confiados por la Justicia.

La situación del matrimonio se complicó con el testimonio de la nena que sobrevivió al calvario y de un hermano, quienes sindicaron a Patricia Sánchez como la persona que sometía a vejámenes, torturas y tratos crueles a los dos niños. Ambos refirieron que la broncoaspiración que causó la muerte de Thiago fue provocada por la mujer y que esto ocurrió frente a la actitud pasiva de su esposo. Si bien del proceso no surgió ninguna prueba en contra de Víctor Senise, por el maltrato a las víctimas, su situación se compromete por el hecho de haber adoptado una actitud pasiva frente a la conducta violenta de su esposa, según la acusación fiscal.

"El imputado fue responsable por omisión y le cabe la misma pena porque, como su esposa, tenía la obligación de velar por la integridad física de los menores", dijo Paz.

Luego será el turno del otro fiscal, Ramiro Ramos Osorio, quien abordará el grado de responsabilidad que le atribuyen a dos psicólogas, una asistente social y un médico, imputados por incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica. Se trata de las profesionales del ex Ministerio de Derechos Humanos que debían efectuar los controles del caso para asegurar que Sánchez y Senise cumplieran con la obligación del buen cuidado de los niños. En los mismos términos, Ramos Osorio fundamentará la acusación que pesa contra el médico Sergio Alejandro Gonza por el delito de falsedad ideológica.

El debate concluirá con los alegatos de los defensores de los acusados: Orfeo Maggio, por Sánchez y Senise: Juan Pablo Recchiuto, por la psicóloga Lorena Alejandra Recchiuto; Sandra Ortiz, por la asistente social Marina del Huerto Vargas y la psicóloga Jaqueline Rosas, y Domingo Vargas y Sebastián Flores, por el médico Sergio Gonza. Está previsto que el mismo lunes el Tribunal de Juicio, integrado por los camaristas Pablo Farah (presidente), María Gabriela González y Carolina Sanguedolce (vocales), dé a conocer el veredicto.

Dos pruebas vitales

El fiscal Pablo Paz confirmó que los testimonios de los hermanos de Thiago y de los médicos que practicaron la autopsia del cuerpo del niño fueron determinantes para ampliar la acusación contra el matrimonio. “Las pruebas que aportaron los menores no las conocíamos y por eso, inicialmente, les imputamos los delitos de homicidio simple y tentativa de homicidio”, explicó Paz. El representante del Ministerio Público señaló que la figura del homicidio agravado que le imputó a la pareja se potenció con el testimonio de los forenses, quienes exhibieron fotografías de 276 lesiones que presentaba Thiago al momento de su deceso, el 8 de julio de 2015. “Ambas pruebas se asociaron para justificar la nueva acusación”, dijo.

Te puede interesar