Google Analytics Alternative

En Salta hubo un significativo aumento de personas que buscan trabajo

Sociedad 17 de julio
En relación al primer semestre de 2016, en lo que va del año se incrementó en un 87% el número de desocupados que acudieron a la Oficina de Empleo en busca de una salida laboral. #Salta #Desempleo #Aumento #Busqueda #Trabajo #OficinaDeEmpleo #Indec #Pymes

12346767676

Las largas filas de personas con su curriculum vitae entre sus manos, en busca de un puesto laboral, no es la imagen más frecuente en estos días, tal como ocurría años pasados en Argentina. Hoy las nuevas tecnologías simplificaron considerablemente esta búsqueda. Pero desde el plano estadísticos, estas filas parecen seguir existiendo y extendiéndose, entre los más jóvenes y los desocupados adultos.

Por lo menos así lo muestran los datos que manejan la Subsecretaría de Trabajo, Promoción y Empleo de Salta. Los desocupados que se acercaron a la Oficina de Empleo de la ciudad en busca de una salida laboral, en lo que va de 2017, fueron cerca de 3000, mientras que en el primer semestre de 2016 hubo 1600 personas que se llegaron a esta dependencia estatal, según informó a LA GACETA, la subsecretaría de Trabajo, Promoción y Empleo, Mariana Aguer.

La funcionaria aclaró que en los informes estadísticos, esta población está dividida “entre los que son básicamente desocupados y las personas que salen del Fondo de Desempleo, o sea que son personas que echaron”.

“Por el seguro de desempleo, en el primer semestre de 2016, vinieron 300 personas y este año se acercaron casi 800 personas. Mientras que los que son básicamente desocupados, en este primer semestre de 2017 se acercaron 2200 personas y en los primeros seis meses de 2016 vinieron 1300; o sea que sí, hubo un incremento bastante importante de las dos poblaciones”, detalló.

En términos porcentuales, esta población en general aumentó un 87%, según el número de consultas que recibió la Oficina de Empleo.

Claro que esto es solo una muestra de los salteños que no tienen trabajo o perdieron recientemente su puesto y están en búsqueda de otra oportunidad.

Ahora bien, el último relevamiento del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) también dio cuenta que en Salta aumentó la desocupación en el primer trimestre de este año en relación a los últimos meses de 2016. El año pasado, en la ciudad y alrededores (conglomerado que releva este el organismo) cerró con un 7,1% de desocupación, mientras que en el primer trimestre de 2017 el estudio indicó que el porcentaje ascendió a 7,3%.

Hilando más fino, durante los primeros tres meses de 2017, se registraron 20 mil desocupados en Salta. Por otra parte se contabilizaron 50 mil trabajadores que buscan otro empleo. 

Juventud desempleada

De ese último estudio del Indec, también se desprendieron datos que alertaban sobre la precaria o nula situación laboral de mujeres y jóvenes salteños. La tasa de desocupación entre las mujeres de hasta 29 años pasó de un 11% a un 17,3%, en el primer trimestre de este año. En tanto que el nivel de desocupación en varones de hasta 29 años llegó a 17,2%, tres puntos más en comparación a los últimos meses de 2016.

En la Oficina de Empleo - una muestra más pequeña, pero igualmente significativa-, también se observó esta falta de trabajo en la población más joven.

Aguer informó que el primer semestre de 2016, hubo 2200 consultas de beneficiarios Progresar (menores de 24 años con estudios terciarios o universitarios) e ingresaron 2560 personas al Plan Joven (menores de 24 años sin estudios). Es decir, fueron 4760 jóvenes sin trabajo en búsqueda de un empleo.

Mientras que en los primeros seis meses de este año, ingresaron 2700 a Progresar y 3500 al plan Joven. Es decir que 6200 jóvenes menores de 24 años se acercaron a la Oficina de Empleo en lo que va de 2017, en búsqueda de una salida laboral.

No obstante, sobre el plan Joven la funcionaria aclaró: “hubo un incremento de mil consultas más y eso se debe, en parte, a que en los primeros meses del año pasado estuvo inhabilitado el acceso al programa Joven a nivel central, es decir que no podíamos hacer nuevas adhesiones”.

Sobre la demanda de trabajadores en Salta, Aguer observó que se mantuvieron los niveles. Reconoció que los desempleados adultos son los que tienen una situación “más compleja”, dado que la mayoría de las empresas prefieren empleados jóvenes, menores de 35 años, y con poca experiencia, pero capacitados.

“Cuando vemos los porcentajes de la gente que entra en entrenamientos laborales, el 50% son beneficiaros de Progresar, o sea que es gente capacitada de entre 18 y 24; hay un 25% que son del programa jóvenes, es decir que seguimos hablando de personas menores de 24 años. Y recién después entra la franja de seguro de capacitación con un 15%, que incluye a las personas de mayor edad. O sea que es complicada su situación; la tendencia es siempre buscar a los más jóvenes”, detalló.

En el comercio, según el secretario general de estos trabajadores en Salta, César Guerrero, “cesaron los despidos en relación al año pasado, pero no se ve nada, no hay perspectivas pasado el tercer semestre de este gobierno”.

El dirigente sindical indicó que en el 2016 hubo alrededor de 700 trabajos perdidos. “Esto no quiere decir que no hayan vuelto a trabajar algunos; pero el gran problema que tenemos es el trabajo en negro, la precariedad. Muchos toman a una persona por ochos horas y le pagan por la mitad de eso” agregó.

Según describió: “En Salta capital no se vieron nuevos empleos, sí se vio que mermó la rotación de personal a cuentas gotas. El mercado laboral está quieto. Los supermercados se dieron vuelta con lo que tenían a fin de año, siendo que siempre había rotación para esa época”.

Por otra parte, desde la Cámara Pymes de Salta, su presidente, Nahuel Hyon, dijo que desde el año pasado “han habido salidas de empleados por distintas circunstancias (por renuncia o jubilación por ejemplo), pero no se han tomado empleados nuevos. No ha habido despidos masivos, pero no se está volviendo a tomar personal”.

Aseguró que en el segmento de las pymes se está sosteniendo el empleo, pero no se generaron nuevos puestos. “Están trabajando en función de que se ha reducido la producción; a esto no acompaña la actividad, que cayó entre un 20 y 25 %, para lo que naturalmente se necesita menos gente. También esto trajo aparejado los aumentos de tarifas y que los costos se van incrementado”, apuntó Hyon, quien dijo que el panorama para lo que resta del año no es del todo propicio. “No vemos la reactivación que genera la dinámica de empleo”, concluyó.

Te puede interesar