Google Analytics Alternative

Insólito: los ediles, de acuerdo con las pintadas que ensucian la ciudad

Sociedad 15 de julio
Rechazaron, de manera sorpresiva e indignante para los vecinos, el proyecto que ordenaba no pintar paredes en época electoral. #Salta #Orán #Insólito #Indignante #Vecinos #Elecciones2017 #LasPASO

1500078846715

El concejal Ariel Pomares presentó en la última sesión del jueves un proyecto por la necesidad de dictar una ordenanza que limite la publicidad de las campañas políticas evitando ensuciar las paredes y veredas con pintadas que dejan en estado deplorable la ciudad, como viene sucediendo en cada campaña electoral

Pero en la última sesión solo estuvieron presentes siete de los doce concejales, con lo cual apenas alcanzaron el quórum necesario para sesionar.

El la oportunidad, Pomares (Salta Somos Todos), presentó su proyecto de ordenanza para ayudar a mantener limpias las paredes, como "una manera de hacer campaña limpia, sin ensuciar la ciudad", argumentó.

El edil expresó entre otros argumentos que nota una gran carencia de normas éticas que regulen la actividad proselitista durante la época de elecciones, la divulgación de las ideas y de los actos gubernamentales o de los funcionarios públicos y de las personas con derecho a participar de los comicios en el municipio de Orán.

"Asimismo, con esta iniciativa pretendíamos evitar enfrentamientos entre bandas, peleas, ventajas personales o la difusión de las obras o actos de gobierno en general, pretendiendo disimular la promoción de la figura política por medio de la divulgación de las obras concretadas", explicó Pomares a la prensa luego de finalizada la sesión, ya con el resultado negativo conocido.

Desagradable sorpresa

Pero, para sorpresa de miles de vecinos, los pocos concejales presentes votaron en contra del proyecto de Pomares, aduciendo que "es la única manera de hacerse conocer ya que no disponen de dinero para pagar campañas en los medios de comunicación".

"Es decir, prefieren ensuciar las paredes de la ciudad mientras la Municipalidad lucha por ver la manera de mantenerla limpia, y buscar otras formas de propaganda, a través de las redes sociales, visitando los barrios o panfleteando", finalizó un frustrado Ariel Pomares, visiblemente sorprendido por la decisión de sus pares.

Cabe aclarar que la ordenanza no deparaba ningún gasto económico ya que su ejecutabilidad sería viable a partir de la promulgación de la misma, dado que los que incurran en infracciones serían sancionados con multas de $1.000 por cada pintada, debiéndose cobrar dicho monto por el área de la Municipalidad correspondiente, o sea Rentas de la comuna.

Tomas Cano (R. Justicialista), Jaime Quispe (Identidad Salteña), Nelly Diaz (PO) Antolín Campos (UCR) y Roberto Franco (Partido de la Victoria) son los que votaron en contra.

Te puede interesar