Google Analytics Alternative

Falleció Chuck Blazer, el hombre que delató la corrupción de la FIFA

Deportes 13 de julio
El ex dirigente de la Concacaf tenía 72 años. Tras el escándalo, en el que jugó un papel clave para la caída del ex presidente del organismo, Joseph Blatter, había sido suspendido de por vida de todas las actividades relacionadas con el fútbol profesional. #ChuckBlazer #Corrupción #FIFA #Concacaf

1499941180109

El estadounidense Chuck Blazer, ex secretario general de la Concacaf y ex dirigente de la FIFA, quien fue un informador clave en el escándalo de corrupción del organismo rector del fútbol mundial, falleció a los 72 años, informó su abogado al diario The New York Times.

Blazer, quien fue suspendido de por vida de todas las actividades relacionadas con el fútbol profesional por su implicación en los escándalos de corrupción en 2015, padecía cáncer, diabetes e insuficiencia coronaria. “Su mala conducta, por la cual tomó plena responsabilidad, no debería empañar el impacto positivo que Chuck tuvo internacionalmente en el fútbol”, dijo el abogado al periódico.

Blazer fue una figura capital en la caída del ex presidente del organismo, Joseph Blatter, tras colaborar desde 2011 con la justicia estadounidense.

Antiguo aliado de Blatter, Blazer “jugó un papel clave en las actividades de oferta, aceptación, pago y recepción de pagos disimulados e ilegales, de sobornos y de comisiones”, según detalló en 2015 la Comisión de Ética de la FIFA.

Con su simpatía, encanto y agudeza -y con un loro que solía llevar al hombro-, Blazer se volvió sumamente conocido al suscribir acuerdos desde una oficina y un apartamento en la Torre Trump.

En los mejores momentos de su “imperio”, Blazer se desplazaba por el mundo en jet privado, recorría las calles de Nueva York en un impresionante Hummer pagado por la Concacaf y alquilaba dos gigantescos departamentos, uno de ellos para sus gatos, su gran pasión.

De acuerdo con el sitio web BuzzFeed News, con sus actividades lícitas e ilícitas en el fútbol habría amasado una fortuna de 21 millones de dólares.

Reveló sobornos para las atribuciones de los Mundiales de 1998 y 2010, comisiones pedidas a los difusores para recibir la exclusividad de un torneo, sociedades ficticias y comisiones que le valieron el apodo de “Mister 10%”.

Habría incluso grabado con un llavero-micrófono suministrado por el FBI, la policía federal estadounidense, conversaciones comprometedoras con altos dirigentes de la FIFA durante los Juegos de 2012 de Londres.

Se desempeñó como secretario general de la CONCACAF, el segundo cargo más importante del organismo, de 1990 a 2011. Fue también miembro del consejo ejecutivo de la FIFA de 1997 a 2013.

Se reconoció culpable en noviembre de 2013 de diez cargos, entre ellos blanqueo de dinero, evasión fiscal y corrupción.

A pesar de todo, se considera que la labor de Blazer fue relevante para el despegue del fútbol en Estados Unidos. “Chuck lamentó profundamente sus acciones”, dijeron sus abogados este miércoles. “Expresó sincero remordimiento hacia sus antiguos electores y colegas y hacia todos los jugadores de fútbol y aficionados decepcionados por su conducta”.

Te puede interesar