Google Analytics Alternative

Crimen de Vaqueros: son dos los sospechosos

Policiales 12 de julio
La principal hipótesis que se investiga es la de un robo que no salió bien.Sobre la saña que se empleó para matar a Jimena Salas, se desconoce el motivo. #Salta #Vaqueros #Crimen #Sospechosos

1499820102565

De improvisto, los fiscales designados en la compleja causa del crimen de Jimena Salas salieron a hacer declaraciones para la prensa local. Hablaron de cuestiones que no habían trascendido hasta el momento, a pesar de haber transcurrido más de seis meses desde el brutal asesinato el 27 de enero en la localidad de Vaqueros. Entre los distintos temas, el letrado Rodrigo González Miralpeix expresó que son dos las personas buscadas, dado que la escena del crimen arrojó más de un perfil genético. Además, el fiscal agregó que la hipótesis más firme ahora es la de un malogrado robo.

Pedro Arancibia, quien actúa como abogado del esposo de la víctima, realizó duras declaraciones en contra del procurador general de la Provincia, Pablo López Viñals, a quien trató de "soberbio" por su forma de manejarse en el ámbito profesional. Desde el Ministerio Público Fiscal no perdieron tiempo y salieron a dar explicaciones sobre el crimen de Jimena Salas.

A través de un tuiter llamaron a una especie de "conferencia de prensa" donde Pablo Paz y el ahora vinculado a la causa, Rodrigo Miralpeix, trataron de explicar por qué luego de transcurrido un semestre no hay siquiera una pista contundente que alcance para transmitir tranquilidad a la familia de la víctima y seguridad a la ciudadanía en general. Si bien, ahora la hipótesis más fuerte es la de un robo que salió mal, en una primera instancia el mismo Miralpeix se había encargado de descartar dicho supuesto. Hasta el momento lo más cercano a la verdad parece ser que el hermetismo utilizado por el Ministerio Fiscal hasta ahora no sirvió de nada.

"Cuando llegué al lugar manifesté que había advertido una situación sumamente violenta, también que no existía algún indicador que permitiera suponer que se sustrajo algo. No descartamos absolutamente nada. La primera impresión no fue la de un robo, ahora se han reunido elementos que nos permiten conducir la idea de un robo que no ha salido bien", dijo el fiscal frente a los medios.

Respecto a la necesidad de crear una unidad de investigación que mucho antes debería haberse puesto en acción, el fiscal Miralpeix resaltó que no obedece a la necesidad que tiene la familia de la víctima de saber la verdad ni a una suerte de presión por parte de la gente en pos de exigir justicia en uno de los casos más aberrantes de los últimos años en Salta, sino que "me parece que tiene que ver con la gran cantidad de información que se reúne y que resta procesar. A una sola persona -sería el caso del fiscal Pablo Paz- le demandaría mucho más tiempo que contar con la colaboración de otra".

"La información que resta procesar es gigantesca, con lo que tenemos estamos tratando de hacerle frente a este gran cúmulo de información. Igual se está solicitando algún tipo de soporte técnico y humano para tratar de colaborar en el procesamiento de la información", apuntó el fiscal penal perteneciente a la Unidad de Graves Atentados contra las Personas número 3, Miralpeix.

Ante la complejidad de una causa como la del crimen en Vaqueros, parecería ser que el personal y, sobre todo, los elementos con los que cuente el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) no son suficientes, aunque los mismos fiscales no lo expresen de forma contundente.

El fiscal número 3 descartó algún tipo de vínculo con la droga en la causa. "No tengo información de una vinculación de droga en esta causa", apuntó, y también descartó que hayan pasado seis meses para decidir mandar el teléfono celular de Jimena Salas para ser analizado por profesionales en Buenos Aires.

"No se esperaron seis meses, se lo ha peritado en Salta y a partir de haber llegado a un límite con la gente que trabajó sobre el teléfono, se llegó a la conclusión de que estaba inutilizado y se decidió recurrir a técnicos de otras provincias para que ratifiquen o rectifiquen lo que se hizo aquí".

Según el investigador, los resultados del teléfono que analizarán en Buenos Aires podrían estar recién en septiembre.

Te puede interesar