Google Analytics Alternative

"Espero que el juicio a Franco Gaspar Cinco comience pronto"

Policiales 06/07/2017
Alejandro Párraga habló tras conocerse el resultado de una pericia clave que confirmó que el presunto asesino de la joven Alejandra y su hijito Amir comprende la criminalidad de sus actos y es imputable. #Salta #DobleCrimen #Juicio #QueComiencePronto #GasparCinco

1499311786676

Se cumplió un mes desde que Alejandra Párraga y su bebé, Amir, murieron envenenados a manos de Franco Rodrigo Gaspar Cinco y ayer se conocieron los resultados de una pericia psiquiátrica realizada al imputado que es clave para que él llegue a ser juzgado.

Las conclusiones del estudio psiquiátrico agravan aún más la situación procesal de Gaspar Cinco.

"Gaspar Cinco comprendía lo que hacía cuando mató a mi nieto y a mi hija. Es totalmente imputable. Sucede que, como estrategia, su defensa pergeñaba hacerlo pasar como alguien que no estaba en sus cabales pero este asesino siempre estuvo consciente", manifestó ayer Alejandro Párraga, padre de Alejandra y abuelo de Amir.

"Queremos justicia y temíamos que el caso se embarrara ya que por parte de Gaspar Cinco manifestaban que no comprendía la realidad. Sabemos que no es así. Él sabía muy bien lo que hacía, lo que premeditaba. Él elaboró un plan. Nosotros lo conocimos el 21 de mayo pasado, pero 20 días antes él ya estaba ideando una estrategia para sacarlo de encima a mi nietito", relató Alejandro Párraga con gran conmoción.

"El asesino nos dejó un vacío tremendo, nos destrozó la vida a todos. No hay momento en que no recordemos a mi hija, estudiante de Nutrición, buena, hermosa, muy querida, con solo 26 años y una vida por delante al igual que el bebé. Él nos destruyó a todos, a mis nietos, a las amigas de mi hija. Es un demonio, no merece ser llamado de otra forma", agregó Mercedes Martínez, madre de Alejandra y abuela de Amir.

Según los resultados de la pericia, el presunto asesino manifestó sentirse rechazado, repudiado por sus compañeros de detención y sentir temor por su integridad física.

El miedo a ser agredido es algo que ya se había hecho público y, de hecho, por supuestas amenazas el acusado permanece en una celda aislado del resto de los internos de la Alcaidía Judicial.

"Yo me enteré por las noticias que circulan en las redes sociales sobre las supuestas amenazas que recibió. Existe un repudio generalizado de la sociedad hacia él. Es un monstruo que no debería haber hecho todo lo que hizo. Lo más triste es que lo planeó. Hizo averiguaciones del efecto que tenía el veneno sobre las personas. Nos sentimos acongojados", expresó la mujer al borde del llanto.

"Siento que la ley y Dios están ejerciendo esa justicia que tanto queremos. Confío en el fiscal. Espero que el juicio comience lo más pronto posible para que le caiga todo el peso de la ley. Nosotros siempre fuimos una familia unida y seguimos siéndolo. Es terrible todo esto. Todavía siento los gritos desgarradores de mi nieto cuando este monstruo le estaba dando el agua con veneno", añadió.

"Yo tengo seis hijas, incluida Alejandra que se me fue al cielo. Vivíamos juntos con ella y Amir y estar en casa sin ellos es un dolor inmenso. Recordamos cada mirada, cada actitud, cada cosita que hacía el bebé", dijo Alejandro Párraga.

"Mi hija tenía muchas amigas y compañeras que se acercaron a acompañarnos en todo momento y que también aportaron pruebas a la causa. Los primeros días fueron los peores. Los padres de Gaspar Cinco nunca se acercaron a nosotros", finalizó Alejandro Párraga.

El fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ramiro Ramos Ossorio, recibió ayer el resultado de la junta médica psiquiátrica realizada por profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) a Gaspar Cinco, imputado por el homicidio doblemente calificado, por la relación de pareja y por el medio utilizado (envenenamiento), de Alejandra Párraga y el homicidio agravado por el medio utilizado (envenenamiento), del menor Amir Párraga,

En el informe, que ya fue incorporado a la causa, los profesionales manifiestan que Gaspar Cinco presenta personalidad psicopática con rasgos narcisistas. No presenta psicosis ni otro trastorno mental de relevancia que afecte su relación con la realidad.

También se señala que pudo comprender la conducta desplegada o discernir actos socialmente reprochables, especialmente al momento del hecho que se investiga.

Ramos Ossorio considera que este resultado es importante para la investigación que lleva adelante, ya que lo revelado por la pericia indica que Gaspar Cinco es imputable, pues comprendía y puede comprender la criminalidad de sus actos y que las características de personalidad evidenciadas comprometen su situación.

El lunes 5 de junio, por la tarde, Franco Rodrigo Gaspar Cinco fue a la casa de su novia, Alejandra Párraga, de 26 años, en la calle Gorriti 844. Llevaba una botella de plástico. Aseguraba que contenía "agua bendita" de la Catedral. Se la ofreció a Alejandra para que le diera de beber a su hijo Amir, de dos años que estaba enfermo: un resfrío leve.

La joven y su pequeño hijo bebieron el líquido. Casi de inmediato comenzaron a convulsionar y murieron en hospitales diferentes.

Las autopsias establecieron que habían sido envenenados con cianuro de potasio.

Gaspar Cinco fue detenido al día siguiente, al mediodía, mientras participaba del velorio de las víctimas. Posteriormente fue imputado y se negó a declarar.

Te puede interesar