Google Analytics Alternative

Un rancho de madera y lona con US$ 45millones, los extremos del narcotráfico

Policiales 06 de julio
Los únicos detenidos son dos peones. El avión desapareció como los dueños de la droga.Los pilotos vuelan a ciegas, en silencio de radio, guiados por líneas limítrofes y ríos de Salta. #Narcotrafico #Narcovuelos #2PeonesDetenidos #PilotosVuelanACiegas #ExtremosDelNarcotrafico

1499310145681

Apenas entibiadas por las horas, las casi dos toneladas de cocaína secuestradas en un campo de Santiago del Estero en los límites con nuestra provincia volvieron a avivar los fantasmas de una zona interprovincial liberada al narcotráfico. Desde las primeras horas de ayer los medios de la vecina provincia hicieron hincapié en fortalecer la hipótesis de un operativo con una sólida investigación previa de la Justicia Federal.

Sin embargo, cuando el helicóptero de Gendarmería avistó el avión furtivo sobre los campos cercanos a la localidad de Los Pirpintos, este ya había bombardeado los rastrojos de cocaína. La persecución de la aeronave no tuvo resultados, pero el helicóptero de la fuerza federal volviendo sobre los campos halló a los peones -ahora- detenidos en plena cosecha blanca (ver video en la edición on line). Según oficiales, el alerta de los radares se canalizó desde Buenos Aires a las bases de Gendarmería más cercanas a Los Pirpintos.

El helicóptero estableció contacto con la narconave en suelo santiagueño y la persiguieron hasta la localidad chaqueña de Taco Pozo, donde el avión de mayor velocidad, en vuelo rasante se internó supuestamente sobre territorio salteño, buscando la línea Barilari (límite entre Salta y Chaco, constituida por una picada sobre el monte sobre el meridiano 62§ 20' 17', de 212 km de extensión en línea recta hacia Bolivia o punto tripartito). Fuentes inobjetables dijeron que el helicóptero con personal de asalto armado se colocó de frente a la camioneta que no detenía su marcha, allí hubo una balacera de prevención y finalmente el asalto sobre el vehículo y sus ocupantes.

Los efectivos hallaron en la camioneta 4x4 color blanco marca Toyota, 9 bultos los cuales contenían más de 300 kilos de cocaína. Los dos hombres fueron identificados: uno de ellos es oriundo de Chaco y el otro de Orán, Salta con los nombres de Juan Carlos C. (de Salta) y Edgar. S. (de Chaco). Los peones portaban una llave que abrió la puerta de una casilla de madera y lona con dos catres sin colchones.

En el lugar, distante a unos cuatro kilómetros del campo donde detuvieron a los rastrojeros, se observaba a simple vista la precariedad de la pobreza absoluta. Fuego de leña, una pava ennegrecida por el hollín y dos cacharros. El campamento blanco se hallaba en medio de un monte y en el interior de él se encontraron varios celulares satelitales, un tractor y una tolva, donde descansaban 45 millones de dólares en ladrillos de cocaína de máxima pureza.

Te puede interesar