Google Analytics Alternative

Se hizo justicia con los despojados de sus terrenos en Parque la Vega

Locales 05/07/2017
Tierra y Hábitat entregó los lotes a los beneficiarios de la segunda etapa de esa urbanización en el sur de la ciudad. Los dueños de esas tierras reclaman al Gobierno el pago de las expropiaciones. #Salta #SeHizoJusticia #DespojadosDeSusTerrenos #ParqueLaVega #SurDeLaCiudad

1499233394183

Los 280 beneficiarios de la segunda etapa de la urbanización Parque la Vega recibieron ayer a la mañana sus respectivos lotes en medio de un clima desbordante de emoción. La mayoría de las familias tenían motivos más que suficientes para celebrar con más enjundia este acontecimiento.

Se trata de aquellas que habían sido víctimas del accionar corrupto de exfuncionarios de Tierra y Hábitat que vendieron y/o entregaron por amiguismo o cuestiones políticas más de 250 terrenos de la primera etapa en febrero del año pasado.

Esta situación generó todo un escándalo a nivel gubernamental. A partir de la intervención de la Justicia, se determinó que detrás de la entrega de terrenos destinados a los pobres se ocultaba una red de corrupción. En la causa hay seis imputados, cuatro de los cuales están privados de su libertad esperando juicio.

El momento más emotivo se vivió en el microestadio Delmi, donde las autoridades de Tierra y Hábitat entregaron los certificados de adjudicación. Hubo gritos, llantos y una cadena de abrazos, los que se multiplicaron con la presencia de hijos y una romería de familiares de los beneficiarios. Hasta el subsecretario Ángel Sarmiento se contagió frente a tamaña expresión. Y no era para menos, ya que el funcionario heredó un volcán en erupción cuando se hizo cargo del organismo. "La verdad, era inevitable no emocionarse al ver tanta felicidad junta", expresó Sarmiento.

Luego del acto, los felices adjudicatarios abordaron los colectivos que puso a disposición el Gobierno en el que se trasladaron hasta el predio ubicado a un costado de la ruta provincial 21, donde tomaron posesión de sus respectivos lotes.

Allí, cada familia se abocó a la tarea de limpiar el terreno para iniciar de inmediato la construcción de su vivienda. De a poco el predio comenzó a tomar color con la instalación de las carpas que servirán de guarida a las familias hasta que puedan construir. "Todavía no lloré ni me emocioné. Aún estoy con el doloroso recuerdo del año pasado cuando llegamos al terreno adjudicado en la primera etapa y nos encontramos con la novedad de que lo habían vendido", manifestó Silvina Campos, acompañada de su esposo y sus dos hijos.

María Gabriela Montenegro recordó con dolor a su pequeño hijo Ángel Gabriel que murió meses después de sufrir el despojo del lote de la primera etapa. "Tenía dos añitos, era discapacitado y lo que más quería era hacerle una pieza para él solito y lo perdí. Siento que Angelito nos iluminó para que finalmente se hiciera justicia por todo lo que sufrimos", dijo.

Mirta Ríos y Sergio Cruz plantaron bandera con la carpa de su pequeña nieta en la manzana 51, lote 2. "Tenemos hijos, nietos y bisiestos y después de tanto años recién podré construir un techo propio", dijo la mujer, y agregó: "Ahora ya me puedo morir tranquila". Con pico y pala en mano, David Flores y María Gutiérrez tampoco pudieron ocultar su emoción: "Estamos súper emocionados y de aquí no pensamos movernos ni un segundo para evitar la experiencia de la estafa que sufrimos el año pasado".

Germán Morales y Celeste Cardozo contaron que ya tomaron todas las previsiones para hacer frente a las bajas temperaturas que tendrán que soportar juntos a sus hijos hasta que construyan la primera habitación. Como el 95 por ciento de los beneficiarios, esta familia mantiene vivo el triste recuerdo de lo sufrido con el loteo de la primera etapa. "Solo los que padecimos aquel despojo sabemos lo que es sentir tanta impotencia y por eso nos vamos a aferrar con uñas y diente para defender este terreno que tanto nos costó conseguir", señalaron.

Lo único que los vecinos reclaman para los primeros tres meses es que el Gobierno les brinde seguridad para evitar la usurpación de sus lotes. "Lo que pide la gente es justo y por eso hicimos las gestiones ante el Ministerio de Seguridad para que la Policía mantenga una vigilancia permanente en la zona", aseguró Sarmiento.

Te puede interesar