Violencia contra choferes de colectivo

Policiales 18/06/2017
En tres días hubo un homicidio y un asalto en Buenos Aires. Colectiveros piden seguridad. #BuenosAires #ColectiverosPidenSeguridad #3Dias,HomicidioYAsalto #ViolenciaContraChoferes

1497753418743

Un chofer de 33 años de la línea 159, que hace el recorrido Correo Central-Florencio Varela, en Buenos Aires, fue agredido ayer por la madrugada por dos personas que se fugaron luego de robarle sus pertenencias y golpearlo con un arma en la cabeza y en una de sus manos, tras lo cual fue trasladado al hospital de la zona.

Cristian Sánchez, 33 años, quien se encuentra fuera de peligro, circulaba alrededor de las 4.30 de la madrugada por la ruta 36 y al llegar a la calle Esmeralda, en el kilómetro 31,5, a la altura del barrio Pepsi de la localidad de Florencio Varela, se detuvo para ir al baño y fue abordado por los delincuentes que le robaron sus pertenencias y lo golpearon en la cabeza y en una de sus manos con un arma, causándole un corte.

Sánchez se trasladó por sus propios medios al hospital Evita Pueblo, de la localidad de Berazategui y se encuentra fuera de peligro.

Un tiro en la cara

La agresión que sufrió Sánchez ocurrió luego de que el miércoles pasado otro chofer de la línea 514, Carlos Sánchez, de 42 años, fuera asesinado de un tiro en la cara al quedar en medio de un tiroteo durante un asalto en la localidad de Claypole, partido bonaerense de Almirante Brown.

Todo comenzó a las 23.15, cuando el trabajador conducía el interno 46 de la Línea 514 y le faltaban dos cuadras para llegar a la cabecera y finalizar su recorrido, en la localidad Claypole, partido de Almirante Brown.

De acuerdo con los investigadores, el colectivo transitaba por las calles Remedios de Escalada y Aristóbulo del Valle, cuando varios delincuentes en motos intentaron robar a otro motociclista y, ante la resistencia de la víctima, se originó un tiroteo.

Las fuentes indicaron que uno de los balazos disparados por esos asaltantes atravesó el parabrisas del colectivo que pasaba por ese lugar sin pasajeros e impactó en el rostro del chofer, a raíz de lo cual el trabajador murió y la unidad continuó su marcha unos 50 metros hasta chocar contra un paso a nivel, cerca de la estación de trenes de Claypole.

Tras la muerte del colectivero y el asalto a otro, siete líneas de colectivos del sur del Gran Buenos Aires cumplieron ayer un paro total de actividades hasta la medianoche para exigir medidas de seguridad.

El paro afectó a las líneas 159, 219, 300, 372, 584, 603 y 619, que pertenecen a la empresa Moqsa, y fue resuelto por los trabajadores.

"Pedimos seguridad, más que nada para los fines de semana en la zona del centro de Berazategui y Quilmes, donde están los lugares bailables, que es donde se concentra la mayor cantidad de gente alcoholizada y no hay policías de 5 a 8 de la mañana. La zona es tierra de nadie", aseguró a Télam Ariel Martínez, chofer de las líneas 219 y 372.

Expresó que los delegados gremiales se reunieron con el "jefe de la Departamental de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui, y con los directivos de la empresa, y la policía se comprometió a presentar el próximo miércoles, en una nueva reunión a las 17, un proyecto de seguridad".

Te puede interesar