Google Analytics Alternative

En la ciudad, el comercio abrió pese al feriado

Sociedad 18/06/2017
Los negocios atendieron para vender por el Día del Padre. Mañana se trabaja normalmente. #Salta #DiaDelPadre #Comercios

1497764768459

La actividad comercial en la capital salteña fue casi normal, pese al feriado por un nuevo aniversario de la muerte del general Martín Miguel de Gemes. Es que este año, 17 de junio cayó un día previo al Día del Padre, por lo que los comerciantes optaron por abrir para poder vender ante meses de flojo consumo.

El próximo martes en la Argentina habrá otra jornada no laboral. Desde la Cámara de Comercio de Salta salieron a difundir que mañana no es feriado puente. El comunicado se debió, según indicaron, "ante algunas versiones que surgieron en redes sociales y que generaron confusión en los usuarios".

El sector empresario había adelantado que ayer los negocios iban a trabajar con normalidad. Aseguraron que asumirían los costos y compensaciones correspondientes. Ayer eran varios los salteños que ingresaban a los locales en búsqueda de obsequios para los padres. Se podía ver a más personas en las casas de ropa, zapaterías y casas de electrodomésticos.

"El Ministerio del Interior nacional publicó recientemente un comunicado en el que confirmó que los días feriados inamovibles del mes serán solo el sábado 17 de junio (Paso a la Inmortalidad del Gral. Martín M. de Gemes), y el martes 20 de junio (Paso a la Inmortalidad del Gral. Manuel Belgrano)", recordó la Cámara de Comercio.

Actividades

En el Museo Gemes, el telero José Coronel explica al visitante el proceso que requiere el tejido del poncho salteño. El proceso de tejer un poncho lleva más de tres meses en su totalidad. Esta es una de las actividades que los salteños y turistas pueden ver hoy, de 11 a 19, en España

Mientras teje, José cuenta que aprendió este oficio de su padre, quien a su vez lo aprendió de sus padres. Tejen ponchos de lana de llama y de oveja.

En esta ocasión, el telero trabaja en un poncho de 2,10 largo x 1,40 de ancho. El proceso completo abarca los siguientes pasos: esquilar la lana, hilar para hacer las madejas y lavar la lana hasta dejarla blanca.

Luego el teñido a leña en tachos de 40 litros. Una vez hervida, añade las tinturas de color. Cuando la lana está teñida, se procede a enlisarla.

Después se arma la urdiembre y se teje por tres días. Una vez que la pieza está lista, se unen las mitades y se teje la boca para el cuello. Los flecos se tejen por separado y luego se cosen a la pieza terminada. De este arte se desprende el valor de cada pieza única realizada manualmente con estas técnicas de tejido ancestral.

Te puede interesar