Google Analytics Alternative

Se extravió un sobre que contenía importantes pruebas del caso Daiana Garnica

Nacionales 17 de junio
Esta semana, cuando se iban a dar a conocer los resultados de distintas pericias practicadas en el marco de la investigación por la desaparición de Daiana Garnica, se descubrió que faltaba un sobre donde habían sido guardados los supuestos restos óseos y dentales recogidos en el horno de la ladrillera donde trabaja Darío Suárez, el principal acusado por la desaparición de la joven. #JovenBuscadaEnTucumán #Tucumán #CasoDaianaGarnica

1497708898293

Daiana Garnica desapareció el 6 de mayo y cuando se iban a dar a conocer los resultados de distintas pericias practicadas en el marco de la investigación, se descubrió que faltaba un sobre fundamental.Allí habían sido guardados los supuestos restos óseos y dentales recogidos en el horno de la ladrillera donde trabaja Darío Suárez, el principal acusado por la desaparición de la joven.

“Aparentemente falló la cadena de custodia porque ese sobre jamás llegó al laboratorio”, comentó una fuente del caso que pidió no ser identificada. Los abogados de las partes no podían creer cuando se les comunicó que faltaba la pericia más importante.

Según explicaron las fuentes a La Gaceta, las distintas muestras que se fueron recogiendo a lo largo de la investigación están guardadas por fecha, en diferentes cajas. Las pericias cuyos resultados se conocieron esta semana correspondían a las pruebas levantadas en la cortada de ladrillos donde trabajaba Suárez, el 13 de mayo. Ese día los peritos habían terminado de desarmar el horno de la ladrillera y recogido varias muestras, que se colocaron en sobres de papel madera.

El miércoles, cuando se comunicaron los resultados, el informe indicaba que se habían examinado los contenidos de cuatro sobres que contenían, según precisaron las fuentes, pedazos de cortezas de árboles, cenizas y pequeñas piezas de un metal fundido, que sospechaban que podría tratarse del piercing que usaba Daiana. Todos los resultados dieron negativo.

Pero faltaba la pericia más importante y que podría confirmar o descartar la hipótesis de que la jovencita fue asesinada e incinerada en el horno de la ladrillera. Se trataba de pequeños restos que habían hallado los peritos, los cuales estimaban que podrían ser óseos y piezas dentales. Sin embargo, esas pericias no estaban. En el informe elaborado en el laboratorio solo se mencionaba a los otros sobres. Entonces comenzó la preocupación.

Tras conocerse el faltante, el fiscal Claudio Bonari convocó en su despacho al personal de medicina forense que trabajó en el caso para que diera explicaciones acerca de la ausencia de ese sobre. Nadie pudo aclarar cómo desaparecieron las muestras. “Estimamos que el sobre está en otra caja, no puede ser que desaparezca, es imposible que se pierda eso”, comentó otra fuente.

Mientras tanto, Bonari volvió a pedir que se ordene el secreto de sumario en la causa. Es la tercera vez que lo solicita desde que se inició la investigación, hace 40 días. El Juzgado de Instrucción hizo lugar a ese pedido, por lo cual las partes no tendrán acceso a la causa hasta dentro de dos semanas.

En cuanto al avance de las pericias, el jueves de la semana que viene se tomarán muestras de ADN a través de hisopados. Los padres de Daiana, Ramón Garnica y Susana Cisneros, se someterán a la prueba para que los especialistas puedan reconstruir el material genético de la jovencita. Un día después se presentarán ante los médicos Suárez y dos imputados más: su compañero de trabajo Fabián “Sapo” Pacheco y su jefe, Juan Mátar. Con los resultados que se recoja del ADN de ellos tres se cotejarán algunas muestras.

Nada se sabe de Daiana desde el sábado 6 de mayo, cuando salió de su casa para acompañar a Suárez, su vecino, a comprarle un regalo a su madre. Sus familiares supieron que había estado con él porque la jovencita dejó el teléfono celular en su casa. Allí estaban los últimos mensajes que intercambió con el sospechoso.

Te puede interesar