Google Analytics Alternative

Hallaron cadáveres de dos mujeres en Córdoba

Policiales 17 de junio
Se trata de un doble femicidio, uno de los cuerpos estaba en un contenedor de escombros y el otro en un descampado. #Córdoba #Femicidios #Hallaron2cadaveres

1497664291473

Los cadáveres de dos mujeres fueron encontrados ayer en Córdoba. Uno de los cuerpos estaba descuartizado en un contenedor de escombros, en la ciudad de Villa María, mientras que el otro fue hallado en un descampado entre las localidades de Barranca Yaco y Sarmiento, a unos 60 kilómetros de la capital provincial.

Cerca de las 8 de ayer fue encontrado uno de los cuerpos por obreros de una obra en construcción en la calle La Rioja al 1700, en el barrio Ameghino de la localidad de Villa María. Según el testimonio del obrero, el cadáver había sido mutilado y al respecto mencionó: "Estaba toda cortada. Fue horrible ver eso". La fiscal de Instrucción de Primer Turno, Silvia Maldonado, a cargo del caso, se hizo presente en el lugar y manifestó: "Lo único que se puede decir efectivamente es el hallazgo de un cuerpo, una persona de sexo femenino".

El jueves por la noche, un joven denunció la desaparición de su madre, de nombre Olga Ines Moyano, de 46 años, y dijo que la última vez que se había comunicado con ella fue a las 17 del mismo día. Por el momento, los investigadores no informaron si se trata de la misma persona cuyo cuerpo fue hallado descuartizado en el contenedor.

El segundo cuerpo hallado ayer, pero en una zona rural entre las localidades de Barranca Yaco y Sarmiento, estaba en avanzado estado de descomposición, pertenece a María Eugenia Cadamuro, una mujer que fue vista por última vez el 15 de marzo pasado en Jesús María, y que murió por un disparo de escopeta en la cabeza.

Por la ropa

Según informaron fuentes de la investigación a la prensa local, el segundo cuerpo encontrado en Córdoba fue identificado por la ropa que llevaba puesta la mujer al desaparecer y por un tatuaje que tenía la víctima. Ahora la Justicia cordobesa deberá buscar los motivos del horrendo femicidio que se halló en un contexto de doble crimen.

La causa es investigada por el fiscal Rubén Almeida, quien comenzó a investigar la desaparición de Cadamuro, y en la que Jeremías Sanz, el hijo de la mujer, de 21 años, está detenido.

Te puede interesar