Google Analytics Alternative

Salta se sumó a las protestas por la quita de pensiones

Locales 16/06/2017
Familias que perdieron el apoyo se reunieron en la plazoleta IV Siglos. #Salta #Pensiones #PlazoletalVSiglos

1497585056825

Las protestas por la suspensión de las pensiones para discapacitados no se hicieron esperar en Salta. Con carteles para contar su verdad y reclamos por los costos que no pueden afrontar, los afectados y sus familias se reunieron en la plazoleta IV Siglos, mientras el malestar por la decisión del Gobierno nacional también se hacía sentir en el Obelisco.

La convocatoria a la manifestación en Salta surgió de la Fundación Yazlle para ciegos. Apoyaron la iniciativa miembros de Apadi (Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado) la Asociación de Lisiados y ciudadanos con discapacidad.

Durante casi una hora, representantes de las organizaciones fueron contando las necesidades que debe cubrir una personas con discapacidad. Las palabras se mezclaron con cánticos en contra de los funcionarios de Gobierno nacional y provincial.

Elizabeth Arancibia, madre de un joven de 21 años con retraso madurativo, se sumó junto a sus hijos a la marcha para apoyar a quienes reclaman por sus beneficios y para evitar que esta medida también la alcance.

"Mi hijo sigue cobrando por el momento. Vinimos a acompañar y marchar porque es injusto que suspendan estos beneficios", destacó la mujer a este medio.

Daniel Lobos es discapacitado y ayer participó de la marcha para que conozcan su condición y las necesidades que cubre con su beneficio. El joven no trabaja pero va a la escuela de Apadi. Afirmó que teme no tener el aporte que tanto necesita esta semana en el cajero.

Cerca de los micrófonos y junto a una amiga que mostraba carteles en contra de la medida nacional, estaba Ivana. La joven, de 27 años, es discapacitada y concurre a Apadi.

"Por ahora no me quitaron la pensión. Espero que no me la corten porque es lo único con lo que vivo. Yo no trabajo porque no me emplean", dijo la joven, preocupada por lo que vendrá.

Jorge Guantay es presidente de ALSA y se moviliza en una silla de ruedas. Ayer no dudó en apoyar a sus amigos de la Fundación Yazlle.

"Es imposible no manifestarse en contra este acto tan insensible del Gobierno. Ahora se toca a los más vulnerables", reflexionó.

Guantay llegó a la plazoleta IV Siglos con un joven al que ya le retiraron el beneficio: José Chocobar, de 22 años, que es paralítico de nacimiento.

Según relató el titular de ALSA, José no se animaba a participar. "Esto que le pasó lo bajonea. No quería venir pero le dije que la gente tiene que saber que lo que está pasando es de verdad", compartió.

Te puede interesar