Google Analytics Alternative

La condena a un padre violador, epílogo de una triste historia

Policiales 15/06/2017
Sentenciaron a 20 años a un hombre que abusó de su hija. Ella se suicidó antes del juicio.La había llevado a un resto bar, le dio una bebida con sedante y la violó en un motel. #Salta #PadreViolador #Condena #EpilogoDeUnaTristeHistoria

1497492547534

Una violación que terminó con una muerte y una condena. Juan David Farber, de 35 años, presunto parapsicólogo, fue sentenciado a 20 años de prisión efectiva por violar a su hija, quien tomó una drástica decisión respecto de su vida.

El 22 de mayo de 2016, alrededor de las 22, Farber junto a su hija, una joven de 18 años, concurrieron a un resto bar karaoke en la calle Balcarce y Necochea. Él tomó fernet y ella un trago de bebida blanca sin percatarse de que en su vaso su padre había colocado un sedante.

Luego arribaron al lugar tres mujeres: dos amigas de él y la novia. Continuaron bebiendo y escuchando música.

La chica de 18 años había manifestado semanas atrás que recordaba que una de las mujeres la acompañó al baño en un momento porque ella se sentía descompuesta.

Todos se retiraron juntos a las 5 de la madrugada.

La chica relató que su padre la ayudó a bajar una escalera porque ella no podía.

Luego subieron a la camioneta de Farber y se fueron. La joven iba dormitando. Farber dejó a sus amigas y su novia sobre la avenida Belgrano. La chica no recordaba más nada porque se durmió. Tiempo después, despertó en un motel situado en la ruta provincial 28. Estaba desnuda y su padre también.

Dos veces víctima

El 28 de mayo la joven hizo la denuncia en contra de su padre por abuso sexual y se fue de su casa. Él fue detenido e imputado pero el calvario siguió.

Tanto su padre como gente allegada a él comenzaron a amenazarla y hostigarla.

Totalmente presionada, se presentó el 9 de agosto a levantar la denuncia pero no fue posible ya que ante la gravedad del caso la Justicia continuó la investigación.

La Fiscalía elevó a juicio el caso en octubre de 2016.

Pero la joven nunca pudo superar ni el abuso ni el abandono de su entorno familiar.

El 31 de mayo de este año, tan solo cinco días antes del inicio de el juicio contra el padre violador, la chica, sumida en una profunda depresión, subió el cerro San Bernardo y se quitó la vida. Su cuerpo fue hallado por transeúntes ocasionales, a las 23, en la primera estación del vía crucis, en las escalinatas.

Los vecinos de barrio Castañares dijeron sentir gran dolor por el calvario que tuvo que vivir la adolescente, pero expresaron que la condena "nos da algo de alivio. Vemos muy positivo que el juicio haya sido rápido y la cantidad de años que le dieron al violador".

"En el barrio estamos muy tristes y muy mal por la muerte de la chica. Su papá se dedicaba a hacer parapsicología. Sinceramente es un chanta. Estafó a un montón de gente. Estamos muy dolidos porque llevaron a esta nena al límite de quitarse la vida, seguramente presionada. Hoy la nena no está para contar su verdad ni defenderse. Este caso derivó para nosotros en un femicidio", contó un vecino de la joven.

"Nos parece justa la condena por lo que le hizo a su propia hija, quien se llevó la peor parte. La chica vivió un clima horrible después de que radicó la denuncia. Ella trató de olvidar el abuso, hacer de cuenta que nada había pasado pero no pudo. El barrio está consternado y desbordado. La familia de este tipo estaba a favor de él. No lo podemos creer porque es un monstruo", agregó.

"Ella era una chica muy tranquila, vivía con su abuela, quien está afectada por todo esto. La chica era muy buena, hogareña, siempre la acompañaba a su abuela", finalizó.

La Sala IV del Tribunal de Juicio, presidido por Ana Silvia Acosta, e integrado por los vocales Norma Beatriz Vera y Roberto Faustino Lezcano, sentenciaron ayer a Farber a la pena de 20 años de prisión por resultar autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en perjuicio de su hija, y tenencia ilegal de arma de guerra, todo en concurso real.

Los jueces ordenaron que el imputado continúe alojado en la Unidad Carcelaria local y recomendaron al director del Servicio Penitenciario que se le brinde tratamiento psicológico y psiquiátrico, atento a la naturaleza del hecho por el cual resultó condenado.

Alegatos

Durante las audiencias de debate, en su defensa, Farber declaró que nunca fue al motel con su hija, pero quedó probado que mintió ya que su imagen fue captada por cámaras de seguridad del motel. No pudo volver a negarlo pero inventó que no quería llegar a su casa con su hija en ese estado y que se le ocurrió ir al motel para que ella se diera una ducha y se despabilara.

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Federico Obeid, en representación del Ministerio Público había solicitado durante los alegatos la pena de 20 años para Farber teniendo en cuenta la gravedad de los hechos y el fatal desenlace que tuvo para la víctima.

“Sabiduría” y armas

Según vecinos de Farber, “él predicaba lo que no era. Hablaba de los principios, de la sabiduría, de honrar las palabras, de ser coherente, de hacer lo mejor. Hacía publicaciones en las redes sociales sobre el éxito, la confianza en uno mismo y se hacía el parapsicólogo. Es un estafador. La condena que le dieron la tiene más que merecida. Es un peligro para la sociedad. Pensar que andaría libre; nos daba miedo”, sostuvieron. 
En el procedimiento de su detención a Farber se le secuestró un arma de guerra. No supo justificar por qué la tenía por lo que se le endilgó el delito de tenencia ilegal de arma. 

Te puede interesar